Irak resurge como el principal obstáculo a disminución de suministros de OPEP+

Si Irak no cumple del todo con los recortes y productores más pequeños como Nigeria y Angola siguen bombeando crudo, el acuerdo de la OPEP+ podría caerse.

Irak aún tiene que informar a sus compradores regulares sobre los recortes de sus exportaciones de crudo, lo que sugiere que podría estar en dificultades para implementar por completo el acuerdo con la OPEP y sus aliados sobre una disminución récord de los suministros, según operadores y fuentes de la industria.

Si Irak no cumple del todo con los recortes y productores más pequeños como Nigeria y Angola siguen bombeando crudo, los esfuerzos del grupo OPEP+ -que incluye a Rusia y a otros aliados- para reducir los suministros en 9,7 millones de barriles por día (bpd) podrían verse frustrados.

La cifra equivale al 10% de la demanda mundial de crudo antes de que la crisis del coronavirus derrumbara el consumo y los precios internacionales.

Irak, el segundo mayor productor de petróleo de la OPEP, ha ordenado a su principal petrolera, Basra Oil Co. (BOC), que recorte el bombeo a partir de mayo como parte de los esfuerzos para disminuir el bombeo en 1 millón de bpd, un 1% de los suministros mundiales, dijo una fuente del Gobierno.

No obstante, aún tiene que negociar un plan de acción con grandes petroleras como BP, Exxon, Eni y Lukoil, que operan los mayores yacimientos del país, dijo un portavoz de BOC.

“Las conversaciones con las petroleras internacionales aún continúan para discutir formas de recortar la producción que sirvan a todas las partes y asegurar que se observen los intereses mutuos”, dijo el portavoz de BOC.

“No podemos decir que las conversaciones están estancadas. Esperamos que pueda alcanzarse un avance pronto”, añadió.

El Ministerio del Petróleo iraquí no pudo ser contactado de inmediato para emitir comentarios. BP, Exxon, Eni y Lukoil declinaron hablar sobre el asunto.

Una fuente de la industria que está activa en Irak dijo que las petroleras se están resistiendo a disminuir su producción y que las demoras en la formación de un nuevo gobierno en el país están complicando esas negociaciones.

Los estados del Golfo Pérsico que pertenecen a la OPEP, como Arabia Saudita, Kuwait y Emiratos Árabes Unidos, han informado a sus clientes de los recortes en sus exportaciones. También varios han entregado reportes sobre estas previsiones al cartel.

No obstante, tres fuentes de la industria dijeron que Irak no ha emitido estos informes a ninguno de sus compradores habituales. Dos de las fuentes afirmaron que los planes de exportación desde el sur de Irak para mayo están muy en línea con los volúmenes de abril, en cerca de 3,3 millones de bpd.

Las naciones que participan del acuerdo no tienen la obligación de informar a la OPEP de si aplicarán recortes de suministros, pero es habitual que se comunique a los clientes sus próximos envíos y colocaciones de crudo.

El secretario general de la OPEP, Mohammad Barkindo, declinó referirse al tema del cumplimiento del pacto de forma individual: “Ahora estamos enfocados en la completa y oportuna implementación de nuestro acuerdo histórico”, declaró a Reuters.