En Chubut preocupa el escenario después del 1 de junio

El titular del Sindicato del Petróleo y Gas Privado del Chubut, Jorge Avila, sostuvo a partir del 1 de junio casi no habrá actividad. “Quedan seis meses largos, duros y críticos para toda la industria”, advirtió.

Los actores de la industria hidrocarburífera de Chubut mantuvieron una teleconferencia para analizar la situación de las pymes en la Cuenca del Golfo San Jorge debido a las limitaciones por las medidas impuestas para evitar el avance del coronavirus.

En el encuentro participaron, el gobernador de Chubut, Mariano Arcioni; el intendente de Comodoro Rivadavia, Juan Pablo Luque; el vicepresidente ejecutivo de Upstream de YPF, Pablo Bizzotto; el presidente de la Cámara de Empresas de Servicios de la Cuenca del Golfo San Jorge, Ezequiel Cufré; los titulares de los gremios petroleros convencionales y jerárquicos, Jorge Avila y José Llugdar, respectivamente.

“Esperemos que de a poco podamos empezar a tener alguna actividad. Estamos trabajando en un protocolo en forma conjunta con YPF para que si la actividad llega a tener un movimiento podamos llevarla de la mejor manera posible adelante”, sostuvo Avila.

“Creo que cada operadora tiene una situación distinta, pero todas trabajan con el mismo sentido: tratar de arreglar y de ayudar en esta situación compleja porque es muy complicado tener a tantos trabajadores en las casas y no poder facturar, ni mantener la maquinaria, vehículos un galpón o un taller; entonces todos tenemos que poner el hombro, principalmente las operadoras”, agregó.

El dirigente gremial puso en valor como interlocutor a Bizzotto, el encargado de llevar las Relaciones Laborales de YPF a nivel nacional: “nos ha cumplido en cierta forma a todo lo que se ha venido trabajando y pactado para llevar esta mesa pensando en lo que va a ser el 1° de junio, algo en lo que estamos trabajando para encontrarle una salida pronto”.

NUEVA ETAPA

De lo que se viene luego de esa fecha, comentó que “empieza una nueva etapa que va a ser mucho más dura pero nos encuentra a los dirigentes y a los trabajadores bien parados y con mucha fuerza para superarla. Y para eso el ‘barril criollo’ es sustentable cuando uno mira una Argentina a cinco o seis meses, para cuando se empiece a ver la producción y el consumo que es lo que le da valor agregado, sino no lo va a comprar nadie, más allá de lo que valga”.

“Si podemos reactivar de a poco a la Argentina, se puede tener sustento y cuando el mundo se vuelva a activar, volveremos a tener la misma garantía que teníamos antes de la pandemia, pero para eso quedan seis meses largos, duros y críticos para toda la industria. Y que se haya logrado un nuevo récord de producción en Manantiales a pesar de tener un yacimiento maduro, para nosotros es una gran alegría; nos da la esperanza de que en el futuro si esto funciona, tanto la ciudad como la provincia se van a ver beneficiados”, analizó.

El sindicalista indicó que “el mes que viene va a ser más positivo que este. Los que nos preocupa del 1 de junio en adelante es que no vamos a tener casi actividad y también que hay algunas pymes que cada vez que tiene un problema, no pueden afrontar nada”.

“Va a ser difícil pero si nosotros le ponemos la mejor voluntad como lo hemos hecho hasta hoy, creo que tenemos grandes chances de salir adelante. Este es un yacimiento que al ser maduro también se recupera más rápido. No es lo mismo perforar un pozo en Vaca Muerta, por lo que si se mueve la Argentina, si hay una apertura de la cuarentena, tendremos la chance de volver más rápido a la actividad, y eso va a ayudar aquí a que, con el barril criollo podamos mantener las fuentes de trabajo y la relación de dependencia”, destacó.