Intimaron a YPF a abrir las puertas de su refinería en Lujan de Cuyo

El Gobierno de Mendoza exigió a la compañía de mayoría estatal a que “abra las puertas” de la refinería para las demás operadoras que están en la provincia cuyana.

Las medidas adoptadas por el Gobierno nacional generaron que el consumo de gas en industria se redujera en un 40%, el consumo de GNC a un 80%; aeronaftas casi 100%; naftas en un 70% de consumo y  el gasoil a un 65%, aproximadamente. Esta reducción del consumo, ha obligado a las refinerías del país a comenzar a reducir drásticamente su producción, por exceso de stock. Así, YPF SA ha reducido al momento, la producción de la refinería de Luján de Cuyo, Mendoza, al 50% de su capacidad.

A fines de marzo, YPF ha notificado al resto de las productoras de petróleo en Mendoza que durante abril no les iba a comprar petróleo, debido a la caída en la demanda. Es decir, la compañía abastece su refinería de Luján de Cuyo con su producción propia, alterando la participación proporcional que venía registrándose en el mercado.

En este marco, el Ministerio de Economía de Mendoza, a través de la Dirección de Hidrocarburos, intimó a YPF para que le “abra las puertas” de la refinería para las otras operadoras que hay en la provincia, a las cuales dejó de comprales crudo.

“Conminar a YPF SA, en el término de 72 horas desde la notificación de la presente Decisión Administrativa, a buscar un acuerdo con las demás operadoras de la Provincia de Mendoza, que tenga por objeto prorratear entre todos los productores del mercado de petróleo crudo de la refinería de Lujan de Cuyo, Mendoza, de modo proporcional a las compras de petróleo crudo realizadas en el mes de diciembre de 2019, la reducción que requiera el mercado interno, en la producción de combustibles, a los efectos de que todas las operadoras de la Provincia de Mendoza puedan mantener el volumen mínimo de producción requerido para continuar operando mientras dure la situación excepcional generada por la pandemia Covid 19 y las medidas de aislamiento social decretadas por el Estado Nacional para combatirla, y a los efectos de no dañar los yacimientos y consecuentemente las reservas, con el fin último de buscar una solución para sortear la crisis de la industria petrolera en la Provincia de Mendoza, generada por la situación de pandemia ya citada”, sostuvo la decisión administrativa 08/2020.