Provincias productivas deberán esperar dos meses para la recuperación de sus regalías

Neuquén, Chubut, Santa Cruz y Rio Negro valoraron la vuelta del “barril criollo” en busca del mantenimiento de la actividad productiva. Mendoza fue más precavido y consideraron que “algo había que hacer”.

El Gobierno nacional publicó el lunes el Decreto de Necesidad y Urgencia 488/20 que estableció un precio del barril de petróleo a 45 dólares. La medida establece que no se puede despedir a los trabajadores hasta el 31 de diciembre, se congelarán los combustibles hasta el 31 de octubre y que se mantendrán los niveles de producción que tenían en diciembre pasado.

La vuelta del “barril criollo” permitirá que las provincias productoras recuperen el ingreso por las regalías que en los últimos meses se vieron gravemente afectadas por la baja en la cotización del Brent en los mercados internacionales. Sin embargo, las juridicciones deberán esperar por lo menos dos meses para esperar cambios en sus ingresos. Es por eso que los gobernadores celebraron la publicación del DNU 488/20. “Es una decisión federal en defensa de las economías regionales y del valor de los recursos provinciales no renovables”, sostuvo el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez.

“Este nuevo esquema da previsibilidad, seguridad y confianza, plantea reglas de juego claras acordadas para el desarrollo de la actividad hidrocarburífera”, agregó

Asimismo, el diputado nacional por Neuquén, Darío Martínez, manifestó que el “barril criollo es una medida que protege el entramado socioeconómico y empresarial de la crisis que provoca la pandemia de coronavirus”.

“En este caso, tuvimos que definir una medida que proteja todo ese entramado socioeconómico y empresarial de la crisis que provoca esta pandemia. Por eso el barril criollo que sostiene el precio del crudo de la producción, y fortalece los ingresos de las provincias productoras, pero también protege a los trabajadores y a las pymes locales”, dijo.

RESPIRO PARA CHUBUT

Una de las provincias que más respirará con el ingreso de regalías petroleras a partir del “barril criollo” será Chubut debido a los problemas económicos que atraviesa el Ejecutivo con el retraso de pago de haberes a sus empleados, jubilados y contratados sumado a posibles retrasos en el pago de sus deudas. “Mientras el precio del barril esté por debajo de los 45 dólares, todo el crudo que se exporte desde nuestra Cuenca no tendrá el canon de la retención por las exportaciones”, explicó el ministro de Hidrocarburos de Chubut, Martín Cerdá.

En diálogo con FM La Petrolera, el funcionario chubutense aseveró que “esto significa que lo que ingrese por regalías a la Provincia oxigenará un poco y las operadoras que exportan también verán alcanzadas por este beneficio, lo que les permitirá reactivar algunas cuestiones”.

“Que se ponga el precio de referencia de 45 dólares hace que los ingresos por regalías sean también referenciados a ese valor”, añadió.

En este marco, destacó: “tenemos que lograr que de a poco empiece a haber demanda de combustible, sino las refinadoras no compraran petróleo. Las refinadoras tienen combustibles para dos o tres meses”.

“Estos meses las regalías se liquidaron a precio de mercado. Recién habrá una recuperación de acá a dos meses”, aclaró Cerdá.

PLANIFICACION PRODUCTIVA

En Santa Cruz se encuentra el único gremio petrolero que no firmó el acuerdo del pago del 60% de los haberes de los trabajadores suspendidos que finalizará el 31 de mayo y su Legislatura sancionó una Emergencia Hidrocarburífera para proteger los puestos de trabajo y los intereses del Ejecutivo. En este marco, la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner aseguró que “en este contexto de incertidumbre, fijar el precio del barril criollo servirá de guía para pensar nuevamente en una Argentina no solo capaz de lograr el autoabastecimiento, y cuidar las fuentes laborales sino también de alcanzar la soberanía energética”.
“Se trata de una herramienta, es una política pública que nos da soluciones a corto y mediano plazo. Seguiremos avanzando en la búsqueda de más acuerdos. Debemos tener en cuenta que mes a mes las provincias perdimos ingresos por no contar con esta herramienta”, agregó.
Y consideró que “no podemos vivir pendientes de qué se acuerda hoy o mañana, en lo económico necesitamos certezas”.

EMPLEO Y COMPETITIVADA

Por su parte, la gobernadora de Rio Negro, Arabela Carreras, celebró la vuelta del “barril criollo” porque “significa empleo, competitividad y defensa de las regalías”.

“Estamos convencidos de que la medida servirá como sostén de la actividad en un momento difícil no sólo por la reducción de la actividad económica derivada de la pandemia, sino por un contexto internacional que ya fijaba valores de referencia para el barril de petróleo muy bajos”, afirmó.

“Entendemos que lo resuelto habilita una proyección de inversiones en los niveles necesarios para la contención del empleo y la revitalización de un sector muy importante para nuestra economía”, destacó Carreras.

“ALGO HABIA QUE HACER”

Mendoza fue la única provincia que fue más conservadora a la hora de analizar la publicación del DNU 488/20. Emilio Guiñazú, subsecretario de Energía y Minería de Mendoza, sostuvo que “la verdad que tener que apelar a una figura como el barril criollo o precio de equilibrio no es bueno para la Argentina, pero tampoco uno puede caer en la necedad de no entender las consecuencias que puede tener una crisis de esta en el corto plazo en un sector económico”.

“¿Es bueno hacer cuarentena? No, no es bueno, pero la epidemia está. Así que algo tenés que hacer. Lo mismo opino sobre el barril criollo”, agregó y sentenció que “el barril criollo hará que las provincias petroleras dejen de perder regalías”.