Garantizar la actividad productiva y los puestos de trabajo

El titular del Ministerio de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, destacó que el “barril criollo” permitirá asegurar el abastecimiento a precios que fomenten la exploración y explotación de los hidrocarburos y promover el desarrollo de las PyMEs.

El Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 488 estableció un valor del petróleo crudo a nivel local de 45 dólares hasta el 31 de diciembre, lo que permitirá a las provincias recibir la liquidación de regalías a un precio mayor del valor internacional del crudo.

Tras la publicación del DNU en el Boletín Oficial, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas explicó que la medida que llevó más de dos meses de análisis con las petroleras y las provincias productoras, pretende “garantizar la actividad productiva y sostener los puestos de trabajo directo en el sector”.

A través de su cuenta de Twitter, Kulfas explicó que además de establecer “un valor de 45 dólares para el barril de petróleo de producción local hasta el 31 de diciembre, se dispuso que las refinadoras deberán comprar a empresas productoras locales la totalidad de petróleo crudo que necesiten”.

En ese sentido, se decidió “restringir la importación a precios internacionales del petróleo y derivados que se encuentren en el mercado local”.

“El objetivo es asegurar el abastecimiento a precios que fomenten la exploración y explotación de los hidrocarburos y promover el desarrollo de las PyMEs de servicios petroleros para fortalecer el entramado productivo regional”, enfatizó el ministro.

“UNA INDUSTRIA EN PIE”

Por su parte, el subsecretario de Hidrocarburos, Juan José Carbajales, afirmó que el “barril criollo tendrá un impacto en el ‘downstream’ (refinamiento, distribución y comercialización de derivados como naftas y gasoil)” durante una conferencia organizada por el Instituto para el Desarrollo Estratégico Federal de la Universidad Tecnológica Nacional (IDEF-UTN).

“Nuestra pretensión es tratar de contener una caída y de sentar las bases para cuando la demanda de combustibles repunte”, explicó Carbajales, quien dijo que si bien se ve cierta recuperación, ésta no se encuentra en los valores “pre-pandemia”.

Carbajales aclaró que el valor del “barril criollo” en beneficio de la producción petrolera rige hasta fin de año y “puede ser revisable periódicamente”, dado que tampoco se quedarán “con la foto de hoy”.

El funcionario del Ministerio de Desarrollo Productivo destacó, por otra parte, que se le busca asignar “una impronta mayor” a YPF “porque es una herramienta central a disposición de la política pública”.

“En la medida en que el Estado marque la matriz general, intentando producir valor a la compañía, la firma debe asumir un importante rol de liderazgo”, aseguró, para luego resaltar que, en ese escenario, “YPF es el capitán del equipo”.