PAE y Shell fueron las encargas de volver a los trabajos de fractura en Vaca Muerta

En mayo se realizaron 27 etapas de fractura después que en abril no se registraran trabajos en el segundo yacimiento no convencional más grande del mundo.

Las medidas para evitar el avance del coronavirus en Argentina generaron un párate en la actividad económica. Vaca Muerta fue una de las áreas más golpeadas a tal punto que durante abril, según los datos de NCS Multistage, no se registraron etapas de fractura.

El panorama comienza a cambiar a partir de que Pan American Energy y Shell realizaron 28 etapas de fractura durante mayo. De acuerdo al informe elaborado por Luciano Fucello, el country manager de NCS Multistage, 27 etapas de fractura fueron realizadas por Baker Hughes a pedido de PAE y una de Halliburton fue solicitada por Shell. Estas operadoras comenzaron con los trabajos para concluir operaciones en pozos pendientes a mediados de mayo, ya con los nuevos protocolos de seguridad para los yacimientos.

Los trabajos de fractura fueron “reinaugurados” por PAE en Coirón Amargo Sureste, con un pozo horizontales de 2000 metros de extensión. Mientras que la única fractura de Shell fue en Bajada de Añelo pero es el comienzo de una operación que cumple con este escenario de “terminar lo iniciado antes de la pandemia”.

Ahora queda esperar cómo se desenvolverán las demás compañías teniendo en cuenta que la amenaza del coronavirus continua latente y las medidas de restricción aún se mantienen.