El Brent se acerca a los 40 dólares a la espera de la reunión de la OPEP+

El precio del barril del petróleo del Brent registró ayer su valor más alto desde marzo al casi alcanzar los 40 dólares, a la espera de la reunión de la OPEP+ donde se definirá si hay más recortes en la producción de hidrocarburos más allá de junio.

Tras alcanzar ese máximo, en el tramo final de la rueda el barril del tipo Brent retrocedió 0,5% y cerró la jornada en 39,40 dólares, mientras que la variedad WTI terminó con un descenso de 0,3% a 36,70 dólares.

La jornada estuvo fuertemente condicionada desde temprano por la difusión de los inventarios de crudo en los Estados Unidos que registraron una leve baja, pero se vieron condicionados por el aumento de los stock de combustibles líquidos que frenó la escalada de precios.

Mientras la demanda de carburantes siga siendo moderada por las medidas de confinamiento, los precios van a permanecer en una meseta y sólo habrá suba de precios en la medida que avance la reactivación de la economía.

Los precios se movieron con altibajos a medida que se conocían los datos de los stocks y se ponía en duda la realización de la teleconferencia de los líderes de la OPEP+ -Arabia Saudita y Rusia-, cuya realización aún no fue confirmada.

Las posiciones están abiertas en torno a la aplicación de nuevos recortes.

Mientras Moscú está más inclinado a mantener los actuales recortes en la producción sólo por un mes más -julio-, Riad busca un recorte adicional de otros 2 millones de barriles diarios por otro bimestre -julio y agosto-, para hacer subir los precios.

La situación de los sauditas es diferente del resto de los países productores del golfo Pérsico, ya que la situación económico financiera del reino es muy delicada, luego de inyectar unos 13.000 millones de dólares en su sistema bancario.