Roch no pagó un vencimiento de ON y podría caer en default

La compañía no pagó sus obligaciones negociables por 5,22 millones de dólares y tiene 15 días para no caer en cesación de pagos. A ese monto debe sumarle otros 503.302 dólares en intereses.

Roch no pagó el jueves un vencimiento de sus obligaciones negociables (ON) por 5,22 millones de dólares y ahora tiene 15 días para evitar que se concrete la caída en cesación de pagos de la empresa, que afectaría a acreedores privados, como la comercializadora global de combustibles Trafigura y a los bancos Ciudad, Macro, Itaú y Tierra del Fuego.

A esto hay que sumarle otros 503.302 dólares correspondientes a los intereses. La emisión de las ON fue realizada por Roch a mediados de diciembre de 2018, con un plazo de 18 meses, hasta el 18 de junio de 2020, y un interés del 9,65% anual.

La petrolera precisó a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires y a la Comisión Nacional de Valores (CNV) que se encuentra “analizando distintas alternativas para realizar el pago a los inversores dentro del plazo de gracia de 15 días corridos desde la fecha de vencimiento”.

La deuda de la petrolera incluye otros 2,92 millones de dólares que se deben pagar el 15 de julio y el 15 de octubre próximos, correspondientes al cupón y la primera cuota de la amortización de sus bonos Clase 5 de 8 millones de dólares, colocados hasta el 15 de abril de 2021, a una tasa del 14% anual.

“Estamos llevando a cabo una negociación de acuerdos de espera y alternativas de refinanciación de los términos y condiciones existentes de los endeudamientos contraídos con Banco Macro, Banco Ciudad, Itaú y Provincia de Tierra del Fuego”, señaló la compañía.

Además, precisó que “se encuentra atrasada en el cumplimiento de ciertas obligaciones de pago contraídas con su cliente Trafigura PTE, en virtud de una obligación negociable privada emitida por 5 millones dólares y suscripta en su totalidad por dicho cliente con fecha 13 de diciembre de 2018”.

Al respecto, indicó que “se encuentra afrontando una demora en el pago de la suma de 1,3 millón de dólares en concepto de capital e intereses devengado, encontrándose el total de la deuda garantizada por los accionistas mediante una prenda sobre el 10% de las acciones de la Sociedad”.

Roch es una petrolera de capitales nacionales controlada por la familia Chacra, que posee una participación en el capital social del 66,45%.

El resto del paquete accionario está en poder del Grupo Logístico Román, que en 2013 se lo adquirió a la Corporación Financiera Internacional, el brazo financiero del Banco Mundial, y ya en ese momento tuvo que afrontar el pago de una deuda de 20 millones dólares con el organismo multilateral.

Roch precisó que las dificultades financieras que atraviesa se deben a “la abrupta caída de la demanda y del precio del petróleo crudo en el mercado internacional, donde la sociedad debe vender este producto en forma exclusiva dadas las características del petróleo extraído de sus yacimientos”.

También, señaló “las dificultades operativas derivadas de la imposibilidad de evacuar la producción a través de la Terminal Cruz del Sur operada por YPF, que se encuentra fuera de operaciones por la rotura de una monoboya, o mediante transporte terrestre a Chile, como consecuencia de la propagación del coronavirus”.