El Trébol ofrece retiros voluntarios en Malargüe

La compañía fue habilitada para realizar tareas de fracking pero se ve perjudicada porque YPF no compra crudo. Ahora ofrece retiros voluntarios a 75 empleados de la compañía y al personal externo. El gremio petrolero mendocino busca que Nación ofrezca una solución.

El Trébol es una subsidiaria de Phoenix Global Resources (PGR), propiedad del grupo suizo Mercuria y del grupo Vila-Manzano, que fue habilitada por el Gobierno de Mendoza para realizar extracciones mediante la técnica del fracking en Malargüe.

La compañía se encuentra gravemente afectada por la decisión de YPF de no comprar crudo debido al desplome de la demanda de nafta durante la cuarentena obligatoria y ahora ofrece retiros voluntarios. La medida afectaría a unos 75 empleados directos de la petrolera, pero también involucra al personal externo, donde de igual manera se busca una reducción.

Según informó El Sol, en un primer momento se enviaron telegramas de despidos pero la medida quedó en la nada, ya que hay un decreto nacional que los prohíbe. Sin embargo, dentro de su plan de ajuste, la firma estaría presionando para que los trabajadores acepten los retiros ofrecidos.

“Esta es una picardía de El Trébol que presiona para que nosotros hagamos todas las gestiones. El Gobierno tiene que tomar cartas en el asunto para que YPF reciba el petróleo”, manifestó David Castro, dirigente del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Mendoza.

Con respecto a los retiros voluntarios, Castro indicó que han solicitado a los trabajadores que no los acepten y por ese motivo realizaron una denuncia el Ministerio de Trabajo de la Nación. Además están reclamando por el pago de los sueldos. Se espera que el próximo viernes se realice una nueva audiencia entre las partes para acercar posiciones.

“El Gobierno subsidia con el compromiso de que las empresas den trabajo. Necesitamos que la gente vuelva a trabajar. Actualmente los yacimientos se están manejando con un 25% de trabajadores”, aseveró el dirigente gremial.