El nuevo acuerdo para los petroleros suspendidos incluirá un tope de 60 mil pesos

Incluirá básico, zona, diferencial de turno y una vianda pero se aceptó un tope para algunos sueldos. Las operadoras aportarían al gremio petrolero en busca de no desfinanciar las obras sociales y clínicas.

El Sindicato de Petroleros Privados de Río Negro, Neuquén y La Pampa comenzó a negociar un nuevo acuerdo salarial para los trabajadores suspendidos con la CEPH (Cámara de Empresas Productoras de Hidrocarburos) y la CEOPE (Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales).

Según informó La Mañana de Neuquén, los petroleros cobrarían un básico, zona, diferencial de turno y una vianda pero con un tope de 60 mil pesos. Este nuevo convenio alcanzaría a 17 mil trabajadores de la Cuenca Neuquina que se encuentran en sus casas debido a las medidas preventivas para evitar el avance del coronavirus. Una de las novedades es que se aplicaría el pago a la organización sindical de parte de las operadoras, previsto en un 2% sobre los ingresos, para no desfinanciar los servicios que prestan los gremios a través de obras sociales y clínicas.

Todavía no se definió por cuánto tiempo se extenderá el acuerdo pero el secretario general del Sindicato de Petroleros Privados de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Guillermo Pereyra, propuso que sea por tres meses y “aguantar” la crisis sanitaria y los efectos de la pandemia en la industria hidrocarburífera.

Las pymes de Vaca Muerta nucleadas en FECENE también firmarán el mismo acuerdo una vez homologado por el Ministerio de Trabajo de la Nación.