El coronavirus vuelve a generar una fuerte caída del Brent

Los precios del petróleo cayeron ayer más del 5%, debido a que los stocks de crudo en Estados Unidos alcanzaron un nuevo tope histórico y ante el rebrote de nuevos casos de coronavirus en el mundo.

El precio del barril de la variedad WTI cerró a 38,20 dólares con una baja de 5,5%, mientras que el tipo Brent se pactó a 40,40 dólares y descendió 5,2%.

En los Estados Unidos, se está produciendo una segunda ola de infecciones por Covid-19 tras conocerse también nuevos datos del crecimiento de las infecciones en China, India, Corea del Sur, Alemania y América Latina.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) emitió hoy un documento en el cual señala que el coronavirus está causando un daño más amplio y profundo a la actividad económica de lo que se pensaba, y redujo aún más sus pronósticos de producción global para 2020.

Las importaciones de petróleo de la India en mayo fueron las más bajas desde octubre de 2011, ya que las refinerías con inventarios de crudo rebosantes redujeron las compras.

También se espera que China, el principal importador mundial de crudo, disminuya las importaciones en el tercer trimestre, tras compras récord en los últimos meses.

La retracción de las compras de petróleo por parte de China influyeron de manera decisiva en la caída de los precios del crudo.

Los operadores del mercado adoptaron una actitud de cautela frente a una segunda ola de infecciones y hasta que no se despejen las dudas respecto de una salida a la crisis sanitaria.

La suba del dólar respecto de una canasta de monedas y la baja producida en Wall Street también influyeron en la reducción de precios.

Pero sin duda lo que terminó de provocar y acelerar el descenso de precios fue el incremento de los stock de crudo en los Estados Unidos que aumentaron la semana pasada en 1,4 millones de barriles, superando ampliamente las expectativas que los situaron en unos 300.000 barriles, según informó oficialmente la Administración de Información de Energía.

En tanto, el oro mantuvo su interés frente a las dudas de los mercados y apenas bajó 0,4% con un precio de 1.775 dólares la onza troy que se mantiene entre los más altos de las últimas semanas.