El Brent subió su cotización pese a los temores por una nueva ola de casos de coronavirus

El barril de Brent cerró a 41,50 dólares en una jornada donde la OPEP evalúa recortar la producción petrolera en 1,25 millones de barriles por día.

El precio del barril de petróleo mejoró ayer en vísperas del cierre del semestre movido por buenos indicadores en Europa que auguran un repunte de la demanda, aunque condicionados por los temores de una nueva ola de infecciones de coronavirus.

El barril WTI aumentó 2,5% para terminar pactándose a 39,50 dólares mientras que el tipo Brent subió 1,1% para cerrar en 41,50 dólares.

La recuperación de la confianza de los consumidores en la zona euro se intensificó en junio con mejoras en todos los sectores, según informó la Comisión Europea.

En China, las ganancias de las empresas industriales aumentaron por primera vez en seis meses en mayo, lo que sugiere que la recuperación económica del país está ganando terreno.

Esta mejora del clima de negocios repercutió también en los indicadores de Wall Street y que apoyaron a los precios del petróleo, movido muchas veces por la suba de las acciones, a pesar de la presentación en concurso de acreedores de Chesapeake Energy una de las principales compañías del shale oil.

Sin embargo, el temor a una segunda ola de infecciones por coronavirus frena la suba de precios de los hidrocarburos. Los enfermos por la Covid-19 ya superan los 10 millones de personas en todo el mundo.

En los Estados Unidos se han vuelto a imponer restricciones y los estados más poblados como California, Texas y Florida han dispuesto el cierre de los bares y restaurantes.

Los recortes de suministro dispuesto por los países de la OPEP+ han ayudado a mantener a los precios del petróleo, y se espera que los recortes se mantengan en julio con controles aún más estrictos.

Arabia Saudita ha hecho un llamado para que algunos países cumplan con sus compromisos de recortar sus niveles de producción, en especial, para algunas naciones del Asia Central y de los países del norte de Africa que parecen no querer cumplir con los compromisos asumidos dentro del nucleamiento de la OPEP más los productores que no forman parte del cartel de crudo.