La tensión geopolítica y el coronavirus fueron los motivos de la baja del Brent

El barril de Brent sufrió una caída del 1,3% ante el recrudecimiento de tensiones entre EEUU y China y el temor por nuevos contagios de coronavirus.

Con los casos de coronavirus superando los 10 millones y aun creciendo, los inversores se están quedando con el oro para obtener un seguro contra nuevas consecuencias económicas. Un nuevo capítulo en las fricciones comerciales entre Estados Unidos y China también está prestando apoyo al metal.

Los futuros de agosto cerraron en 1.800,50 la onza, con una ganancia de 1,1%. Los precios han avanzado durante tres sesiones consecutivas. El oro tocó máximos históricos en septiembre de 2011, con futuros que llegaron a 1.923,70 dólares.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo hoy en el Capitolio que “controlar el virus es vital”, mientras que el presidente de la Fed de Nueva York, John Williams, en un seminario del Instituto de Finanzas Internacionales, señaló que “una fuerte recuperación económica depende de la contención efectiva y sostenida de Covid-19”.

También ha aumentado la tensión geopolítica después de que el presidente chino, Xi Jinping, firmara una ley histórica de seguridad nacional para Hong Kong, un intento arrollador de sofocar el disenso que ya ha provocado represalias en Estados Unidos y podría poner en peligro el atractivo de la ciudad como centro financiero.

En este contexto de volatilidad y tensión internacional, el petróleo bajó levemente ante los temores de una contracción de la demanda mundial.

El barril de la variedad WTI bajó 0,2% y cerró en 39,60 dólares mientras que el tipo Brent cayó 1,3% a 41,20 dólares.