Mendoza busca “socios pymes” para incentivar la exploración petrolera

EMESA puso en marcha los primeros acuerdos técnicos de evaluación por zona, con bajo riesgo. Conformó una UTE con la empresa Hattrick Energy para estudiar una zona en Malargüe.

El Ministerio de Economía y Energía de Mendoza otorgó los primeros dos acuerdos técnicos de evaluación (TEA, technical evaluation agreement) a la unión transitoria de empresas (UTE) Hattrick Energy-Emesa. Se trata de una novedosa modalidad instrumentada en 2017 por la Dirección de Hidrocarburos, que contempla un plan de inversión a dos años para realizar todos los estudios para una eventual exploración y explotación hidrocarburífera.

La UTE firmó un compromiso de inversión de 771 mil dólares en las áreas Sur y Norte del río Atuel, en el departamento de Malargüe, en las que llevará adelante un paso conocido como “reconocimiento superficial”, en el que se establece el potencial del suelo y se hacen todos los estudios técnicos de la zona.

Con este tipo de contrato, contemplado dentro de la Ley de Hidrocarburos, la UTE presenta el plan de inversión en un área libre y al finalizar puede solicitar a la provincia llamar a licitación para exploración.

Toda la información que resulte de esta primera etapa pasa a formar parte de la base de datos hidrocarburífera de la provincia, ya que el objetivo final es incrementar el nivel de información del potencial energético de nuestros suelos.

A su vez, las empresas que participan en el TEA tienen un “derecho de mejora de oferta”. En caso de que la empresa que realizó el TEA no sea adjudicada, el adjudicatario deberá pagarle el 75% de la inversión realizada durante esta etapa.

“Es una modalidad con muy bajo riesgo, que ayuda a incentivar inversiones y trabajos previos a la exploración”, explicó Estanislao Schilardi, director de Hidrocarburos del Gobierno de Mendoza.

COMPROMISO DE TRABAJO A DOS AÑOS

En el sector Norte del río Atuel, la inversión total asciende a 446 mil dólares y la UTE deberá desempeñar las siguientes tareas:

Estudios especiales en la sísmica 2D y 3D, que incluyen descomposición espectral, inversión de trazas, cogerencia, balance de amplitudes, reducción de ruido y mejoramiento de espectro de frecuencias.

También se harán estudios preofísicos, es decir, de geofísica y geología, para determinar cuantitativamente las propiedades de la roca y los fluidos presentes en la misma; correlaciones regionales, mapas y delineación de áreas con potencial.

En el área Sur del río Atuel, la inversión total asciende a 325 mil dólares y contemplará, además, el estudio preofísico de pozos existentes, modelado geoquímico de pozos, mapas estructurales y revisión ambiental y técnica.

La UTE Hattrick-Emesa ya viene trabajando en el lote de evaluación Lindero de Piedra, donde produce crudo extrapesado, en una zona cercana a las que se otorgarán para estudios previos.