El coronavirus y suba en stock de crudo limitaron la suba del Brent

Los precios del petróleo subieron ayer como consecuencia de un aumento del consumo de combustibles en los Estados Unidos, si bien el avance se vio limitado por el incremento de los inventarios de crudo y el crecimiento del COVID-19.

El barril de la variedad WTI subió 0,6% a 40,90 dólares mientras que el tipo Brent se incrementó 0,5% a 43,30 dólares.

Los inventarios de carburantes en los Estados Unidos cayeron en 4,8 millones de barriles, mientras que la demanda aumentó a 8,8 millones de barriles diarios, según datos actualizados por la Administración de Información de Energía.

La utilización de las refinerías aumentó 2%, pero todavía se ubica en un 17% menos que en el mismo período del año pasado.

Las reservas de petróleo crudo de la Costa del Golfo de Estados Unidos aumentaron en 5 millones de barriles, el tope máximo.

El aumento en los casos de coronavirus de EEUU, ha reducido las esperanzas de una rápida recuperación de la demanda de petróleo que ha sido afectada por los bloqueos globales para evitar la propagación del virus.

Los ministros del nucleamiento OPEP+, que incluye a la OPEP, Rusia y otros productores, van a mantener conversaciones la próxima semana sobre prolongar o frenar los recortes de producción que se extenderán hasta fines de julio.

Por su parte, el oro volvió a escalar ante la volatilidad en los mercados y aumentó 0,4% a 1.818 dólares la onza troy.