Caso positivo y nueve personas aisladas en el yacimiento fueguino de San Sebastián

También se espera el resultado de un caso sospechoso en Cañadón Piedra. Reconocen “un relajamiento” en las medidas de prevención, que modificaron en poco tiempo la situación sanitaria de Río Grande.

El secretario general del gremio del Petróleo y Gas Privado de Tierra del Fuego, Luis Sosa, confirmó un caso positivo en el yacimiento de San Sebastián de YPF, y nueve persona, entre ellos un supervisor, que permanecen aislados en sus hogares en forma preventiva.

“Tenemos un solo caso positivo y ocho compañeros en cuarentena, más un supervisor, a raíz de este caso que dio positivo. Luego tenemos otro compañero del sector Cañadón Piedra, pero  hasta ahora es sospechoso”, sostuvo el dirigente gremial.

En diálogo con FM La Isla, Sosa manifestó que “el caso positivo es de la planta de San Sebastián, donde se siguieron los protocolos como corresponde, bajaron al compañero, se confirmó que está contagiado, y los que estuvieron cerca de él en el trabajo volvieron a sus casas para hacer la cuarentena. Son alrededor de nueve, porque hay un supervisor de YPF. Conversé con ellos y hasta ahora no tienen síntomas. Eso es un aliciente porque los compañeros han tomado la precaución de estar aislados solos en sus casas, sin sus familias, por ejemplo hay un compañero que envió a su esposa y sus hijos a la casa de los padres, para velar por la salud de su familia”.

“Al sospechoso de Cañadón Piedra también se lo ha bajado, se está esperando el resultado y han bajado a toda la gente que estaba haciendo campamento”, agregó el dirigente.

Se lo consultó sobre el protocolo de ingreso, y si pudo haber fallas que dispararon el contagio, dado que la temperatura no se toma antes de subir al móvil de traslado. “El puesto sanitario que estaba en la balanza vieja lo habían levantado y le hemos pedido al Secretario de Hidrocarburos Alejandro Aguirre el jueves pasado que se ponga nuevamente en marcha ese sector de control de la balanza. El lunes comenzaron de nuevo a hacer el control desde las 6 de la mañana, estuvimos presentes, lo mismo el martes, fuimos a hablar con los compañeros, a entregarles barbijos, vimos cómo se tomaba la temperatura dentro de una oficina, ninguno por suerte presentó síntomas de fiebre, pero no quiere decir que no se puedan contagiar”, sostuvo.

“También verificamos la cantidad de trabajadores dentro de los colectivos, para que se mantenga la distancia social, que tengan el traje correspondiente. En la doble cabina solamente puede ir el chofer y un compañero sentado detrás, en sentido diagonal”, apuntó.

Consideró importantes las medidas anunciadas ayer por el gobernador y que “tanto el gobernador como el intendente estén en la misma dirección, para que los trabajadores y los vecinos de la ciudad tomemos conciencia. Nosotros sacamos un comunicado en nuestra página, en Facebook también, y hablamos con los trabajadores porque con estos casos positivos y los sospechosos, parece que han tomado conciencia y se cuidan como tendría que haber sido siempre”, dijo.

Sosa reconoció “un relajamiento” en las medidas de prevención, que modificaron en poco tiempo la situación sanitaria de Río Grande. “Lamentablemente por ahí estos casos se dieron por las juntadas que tuvieron algunos, pero ahora los compañeros están preocupados por ellos y por sus familias, porque tienen que volver a sus casas. Nuestro sector no es el único afectado, porque en las fábricas de Río Grande también hay contagiados y sospechosos”, concluyó.