Petroleros de Santa Cruz cuestionó al Gobierno provincial y advirtió que no cederá

Desde el gremio criticaron que “el Gobierno provincial está siendo cómplice del ajuste y la desinversión de Sinopec”. Aseguraron que la compañía ha bajado un 76% las reservas petroleras en Santa Cruz.

El Sindicato de Petroleros Privados de Santa Cruz continúa con sus medidas de fuerza en el yacimiento de Huemul por la decisión de Sinopec de aplicar una política de ajuste que significaría el despido de 400 trabajadores.

En este sentido, el secretario adjunto del gremio de convencionales, Rafael Guenchenen, anunció que se continuarán realizando asambleas pacíficas en los yacimientos operados por Sinopec y responsabilizó al gobierno provincial por no “dar la cara” y tomar cartas en el asunto.

“Sinopec es el cáncer que está sufriendo esta provincia” manifestó el dirigente gremial y aseveró que “parece que nadie se preocupa. Necesitamos más compromiso del Gobierno provincial, más transparencia, porque sabemos que se están reuniendo a nuestras espaldas, sin convocar a los representantes de los trabajadores. Que pongan la cara, y que si hay algún arreglo turbio con la operadora nos tengan al tanto, para saber con quién podemos contar en esta pelea por defender el salario y el empleo de cientos de santacruceño”.

“Sinopec no tiene un plan de perforación, no tiene un plan de remediación ambiental. No cumple la Ley Provincia de Medio Ambiente. Ha bajado un 76% las reservas petroleras de la provincia. La verdad, uno no entiende como todavía sigue operando Sinopec en Santa Cruz”, criticó Guenchenen.

“Nosotros no vamos a ceder. Por eso iniciamos una medida de fuerza que, aunque pacífica, no va a dejar de ser contundente, y nos apostaremos en cada uno de los yacimientos esperando una respuesta favorable a los trabajadores. La política de Sinopec, en Santa Cruz, llegó a su límite. Necesitamos respuestas urgentes, del gobierno provincial y nacional”, destacó el dirigente gremial.