La caída del consumo de petróleo por la pandemia será mayor a la prevista

La OPEP alertó que la caída en el consumo mundial de petróleo como consecuencia de la pandemia de coronavirus será mayor de lo previsto y llegará al 9,09% frente al 8,03% estimado hace un mes.

La actual revisión a la baja se debió al mayor freno de las actividades “en algunos países” durante el segundo trimestre que lo calculado inicialmente.

Los nuevos cálculos prevén que la demanda mundial promedie los 90,6 millones de barriles diarios (mbd) en 2020, después de haber rozado los 100 mbd en 2019.

La caída en la producción fue estimada en 9,1 mbd, unos 100.000 barriles diarios más que lo calculado en el informe anterior.

A pesar de prever “una paulatina recuperación”, el documento de la OPEP resaltó la incertidumbre que aún prevalece sobre la evolución futura del virus y su impacto en el mercado petrolero.

“De cara al futuro, la evolución de los precios del crudo y de los productos en el segundo semestre del año seguirá viéndose afectada por la preocupación por una (eventual) segunda oleada de infecciones y el aumento de las existencias (reservas de crudo) mundiales”, advirtieron.

Sobre esto último, no sólo se refirieron al recorte de suministros pactado en abril por los 13 miembros de la OPEP y sus 10 aliados independientes que rige desde mayo, sino que también esperan que otros productores rebajen su bombeo para apuntalar la cotización del barril.

“Esto apunta a la necesidad de seguir esforzándose por apoyar el reequilibrio del mercado”, indicó el análisis.