Schlumberger sale del negocio del shale en Estados Unidos

Vendió sus negocios de fracturación hidráulica a su rival Liberty Oilfield Services. La compañía sigue la tendencia de Baker Huges, Weatherford y Halliburton.

Schlumberger decidió salir del negocio del shale en América del Norte y se desprendió de una unidad que tuvo un flojo desempeño durante el desplome del crudo.

La venta de sus negocios a Liberty Oilfield Services se produce menos de tres años después de que Schlumberger buscó expandirse en el negocio de fracturación hidráulica a través de la compra por 430 millones de dólares en equipamiento a un rival. Esa apuesta se vio frustrada cuando los productores de petróleo de esquisto redujeron la perforación debido a la debilidad de la demanda y los precios del petróleo.

Schlumberger tomará una participación del 37% en Liberty, y los ingresos proyectados convertirían a Liberty, con sede en Denver, en la tercera empresa de servicios petroleros más grande de Estados Unidos por ventas.

Liberty ve poca superposición de clientes entre las operaciones de “fracking”, dijo su presidente ejecutivo, Chris Wright.

Las acciones de Liberty se dispararon un 36%, mientras que las de Schlumberger cayeron un 1,35%. Se espera que el acuerdo se cierre en el cuarto trimestre y Liberty seguirá siendo dirigida por su actual equipo gerencial.