La demanda de GNC registró en junio una caída de 32,5% respecto a febrero

En una comparación interanual del volumen de GNC, se observa que en el primer semestre de 2020 alcanzaron los 677.037, frente a los 1.000.263 metros cúbicos inyectados del mismo período del año pasado.

Las ventas de Gas Natural Comprimido (GNC) durante junio reflejaron el impacto de las medidas implementadas en marzo pasado para morigerar el avance del coronavirus, con una caída del 32,5% respecto de febrero, el mes previo al inicio del aislamiento social obligatorio.

Así se desprende de un informe elaborado por la Federación de Expendedores de Combustibles de la República Argentina (FECRA) sobre el impacto del coronavirus en el expendio del GNC, en las más de 2 mil estaciones de servicio existentes en el país.

En una comparación interanual del volumen de GNC, se observa que en el primer semestre de 2020 alcanzaron los 677.037, frente a los 1.000.263 metros cúbicos inyectados del mismo período del año pasado, lo que refleja una caída de 32%, de acuerdo con cifras del Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAS).

Del análisis mes a mes, se destaca que los peores períodos en la medición interanual fueron los de abril con una caída de demanda de 55% al alcanzar un expendio de 90.195 m3 y mayo con una retracción del 47% y una venta de 110.660 m3, siempre frente a mismos meses de 2019.

También se advierte que previo a la pandemia, en febrero, con una demanda de 198.675 m3, el segundo mes del corriente año registró un incremento interanual del 8%.

Cuando se compara el desempeño de junio frente a febrero, el último mes sin la afectación del aislamiento, se advierte que la caída es del 32,5% (similar a la caída del acumulado del semestre), a pesar de una recuperación sostenida de demanda en abril y mayo.

El informe de FECRA destaca que “se espera una lenta recuperación a los niveles de ventas pre pandemia, dependiendo de que no haya un rebrote y se vuelva a la fase 1 en los grandes centros urbanos y la zona del área metropolitana de la ciudad de Buenos Aires”.

En la Argentina se estima que hay 1,59 millones de vehículos habilitados para la carga de GNC, de los cuales 1,55 millones autos particulares, y unos 13.500 taxis equipados con esta tecnología.

Además, la participación del GNC sobre el total del gas entregado al sistema era del 5,7 % promedio en 2019 y se redujo a 4,4 % a junio de 2020.

En este punto, el informe destacó que el descenso también fue por efecto del aislamiento obligatorio ya que la demanda de gas se movió levemente hacia el mayor consumo de los hogares.

Para julio se estima que el sector de GNC podría seguir el desempeño que se reflejó en los combustibles líquidos -gasoil y naftas- y que reflejaba un estancamiento en la recuperación que se sostenía en los últimos dos meses.

Las ventas de combustibles en las estaciones de servicio de todo el país cayó durante julio un 0,5%, con lo cual se interrumpió la fuerte recuperación que se venía registrando en mayo y junio, a raíz de la extensión de las condiciones de aislamiento e incluso el retorno a fases iniciales en distintas jurisdicciones.

Así, el sector todavía está 27,7% abajo respecto de febrero, el mes prepandemia que se toma como base de comparación, aunque con picos de retracción en lugares como la ciudad de Buenos Aires con 46,6%