Proyecto Lindero prevé el primer vertido de oro para comienzos de octubre

Fortuna Silver Mines anunció el inicio del riego y la lixiviación del mineral (separación de sustancias) del proyecto de oro Lindero, ubicado en la provincia de Salta, y adelantó que “se espera el primer vertido de oro a principios de octubre de 2020”.

Jorge Ganoza, presidente, director ejecutivo y director de Fortuna, destacó que, “a pesar de todas las restricciones y desafíos que trajo la pandemia de Covid-19″, están “logrando hacer avanzar Lindero de manera segura” para el personal y los vecinos.

Según un comunicado difundido por la empresa canadiense, Ganoza indicó que, con el inicio del riego, se logró “un hito clave más en la fase de preproducción”, mientras se preparan para lo que sigue, “el primer vertido de oro en la tercera mina en producción”.

El emprendimiento aurífero Lindero está ubicado en Arizaro, municipio Tolar Grande, en el departamento salteño de Los Andes.

“La fase de aceleración de los circuitos de trituración primario y secundario avanza según lo previsto”, mientras el equipo de operaciones “se dedica a abordar los ajustes relacionados con las operaciones y afinar el proceso y el equipo”, señaló el comunicado.

Agregó que las operaciones del turno de noche comenzaron en Lindero a mediados de agosto pasado, antes de lo previsto.

La puesta en marcha previa de la planta ADR, en la que se realiza el proceso para la recuperación de oro, “avanza según lo programado”, y se espera que en los próximos días comiencen las pruebas de los circuitos con agua, preparación de carbón y puesta en servicio de los equipos principales.

La construcción de Lindero como una mina a cielo abierto comenzó en septiembre de 2017, con una inversión que ascendería a 320 millones de dólares, un 28% más que lo previsto inicialmente; mientras la producción prevista es de 18,7 toneladas por día, con una vida útil de 13 años, en base a las reservas minerales actuales.