En agosto se realizaron 98 etapas de fractura en Vaca Muerta

Representa solo el 20% de la actividad que tenía el yacimiento semanas previas al aislamiento social obligatorio. Marca una mejora con respecto a las 44 etapas concretadas en julio.

La actividad en la formación de Vaca Muerta alcanzó en agosto 98 etapas de fractura, una mejora con respecto a las 44 etapas concretadas en julio, pero una cantidad apenas equivalente a alrededor del 20% de lo que ocurría en el yacimiento neuquino en las semanas previas al aislamiento social.

De acuerdo con el informe elaborado por el especialista Luciano Fucello, country manager de la firma NCS Multistage, en agosto se realizaron 98 fracturas que correspondieron a la actividad de Vista Oil con 21 etapas y de Shell con 77 etapas.

Pero el trabajo también refleja a actividad en las otras provincias petroleras patagónicas en las que se registraron 15 etapas de fractura de la Companía General de Combustibles (CGC) en pozos no convencionales de tight en la provincia de Santa Cruz.

El informe también releva la actividad creciente en la actividad convencional, en particular en la provincia de Chubut, que en agosto registró 129 etapas de fractura, 125 de ellas realizadas por Pan American Energy y apenas 4 por YPF, que realizó otras 3 en Santa Cruz.

La actividad en la formación de Vaca Muerta cerró julio con una fuerte caída en sus etapas de fractura, principal indicador sobre la operatoria de las petroleras, lo que reflejó la continuidad de la crisis de demanda que impuso la pandemia de coronavirus en el mercado local y global.

La actividad de agosto en el yacimiento no convencional de Vaca Muerta se manifestó en agosto en una continuidad oscilante desde inicios del aislamiento social por la pandemia, ya que se relevaron 44 fracturas en julio, 196 en julio, 28 en mayo, y nula actividad en abril.

La caída de actividad se registra desde que en marzo las petroleras y sus compañías de servicios concretaron 440 etapas de fractura hasta el día 20 de inicio del aislamiento, lo que ya a esa altura del mes indicaba una tendencia en crecimiento respecto a las 401 de febrero.

En 2019, Vaca Muerta cerró en su nivel histórico más alto, con 6.425 etapas de fracturas y 33% más de producción en las áreas en concesión respecto de 2018.

La técnica de fractura, o fracking en inglés, es la forma en que se estimulan los pozos de recursos no convencionales como el de Vaca Muerta, y que consiste en perforaciones mediante la inyección a presión de un fluido formado básicamente por agua y arena (99,5%), más el agregado de algunos aditivos químicos.