Plantas de biocombustibles del interior paralizadas y cientos de trabajadores suspendidos

Las centrales se encuentran en una situación crítica teniendo en cuenta que el aceite, producto que cubre el 80% de la producción, aumentó un 25%.

Desde el 1 de agosto, cientos de trabajadores de plantas de biocombustibles se encuentran suspendidos sin goce de sueldo. Según dueños de las pymes, la medida se debe a que el incremento en los precios de la materia prima imposibilita la producción nacional. Los valores, congelados en diciembre de 2019 no logran cubrir el precio del producto final.

Las plantas de biocombustibles se encuentran en una situación crítica, donde el producto que cubre el 80% de su producción, el aceite de soja, aumentó en un 25%; mientras los precios finales se mantienen de la misma manera desde el 2019. La actividad se ha paralizado, afectando a cientos de trabajadores suspendidos, quienes no pueden cobrar sus salarios.

En medio de la pandemia, los trabajadores y empresarios exigen la actualización de los precios en la materia prima, para poder volver a sus labores. Con la llegada del nuevo secretario de Energía, Darío Martínez, piden por la intervención inmediata, y la protección del trabajo e industria nacional.