Fuerte suba del petróleo por el huracán en el Golfo de México y una caída en los inventarios

El precio del barril de petróleo registró ayer una fuerte suba como consecuencia del cierre de las instalaciones en el Golfo de México y debido a la baja en los inventarios de crudo en los Estados Unidos.

El barril de la variedad WTI aumentó 5% para cerrar en 40,20 dólares mientras que el tipo Brent subió 4,4% para pactarse en 42,30 dólares.

Los precios se dispararon a su mejor nivel desde junio pasado, luego de que la Administración de Información Energética de Estados Unidos reportara una caída de 4,4 millones de barriles la semana pasada, hasta totalizar 496 millones de unidades.

La mayor parte de la caída de los stocks de crudo fue impulsada por una suba en la actividad de las refinerías de Estados Unidos situadas en el Golfo de México.

La llegada del huracán Sally, de categoría 2, también impulsó los precios del petróleo ya que casi un tercio de la producción cerró debido a la tormenta y redujo la producción en casi medio millón de barriles diarios.

Sin embargo, tanto la Organización de Países Exportadores de Petróleo como la Agencia Internacional de Energía recortaron sus perspectivas de demanda.

La atención de los inversores y de los corredores está puesta sobre el encuentro que mañana tendrá el cartel de la OPEP+.

Un grupo de ministros de petróleo de ese nucleamiento mantendrá un encuentro virtual, para revisar los recortes en el suministro y es poco probable que recomiende más restricciones a la producción a pesar de la caída de precios.