El primer parque eólico en Neuquén comienza su cuenta regresiva para su puesta en marcha

La obra está a cargo de la empresa norteamericana AES y se compone de 29 turbinas (molinos de viento de 120 metros de altura) cuyas primeras 10 se pusieron en marcha en junio pasado.

El primer Parque Eólico de Neuquén, ubicado en el paraje Bajada Colorada, aportará desde la próxima semana un total de 100 megavatios (Mw) al Sistema Argentino de Interconexión Eléctrica, con la puesta en marcha de nuevos aerogeneradores, informó el Gobierno de la provincia.

El presidente de la Agencia para la Promoción y el Desarrollo de Inversiones del Neuquén (ADI-NQN), José Brillo, anticipó que “la semana que viene se van a habilitar los cuatro más grandes aerogeneradores, y la potencia se va a llevar de 80 a 100 Mw”, al destacar el avance del proyecto del primer Parque Eólico Vientos Neuquinos, que se ejecuta a 200 kilómetros al oeste de la capital provincial.

“La producción es el equivalente a la tercera parte de lo que consume Neuquén”, dijo Brillo, y destacó que “elevara al 22% el volumen de energía renovable en la matriz energética, cuando se había planteado llegar al 20% en 2025”.

La obra está a cargo de la empresa norteamericana AES y se compone de 29 turbinas (molinos de viento de 120 metros de altura) cuyas primeras 10 se pusieron en marcha en junio pasado.

La inversión es de 170 millones de dólares, financiados a través de la entidad financiera OPIC, de EEUU (que aportó 122 millones de dólares) y un crédito de bancos argentinos por 48 millones de dólares, se indicó.

“La conexión plena al Sistema Eléctrico en la Línea de Alta Tensión 132 kilovoltios de El Chocón-Piedra del Águila será, sin dudas, un acontecimiento trascendente de la provincia, que avanza rumbo a la ampliación de su matriz productiva, con sus consecuentes beneficios para la población en general”, concluyó Brillo.