Saesa licitará la compra de gas natural

La empresa argentina, que adquirió una central térmica brasileña, licitará la compra de hasta 2,5 millones de metros cúbicos diarios.

La Central Térmica Uruguaiana, en Brasil, recientemente adquirida por la empresa argentina Saesa, licitará la compra de combustible en firme para la puesta en marcha que requerirá hasta 2,5 millones de metros cúbicos diarios (MMm3/día) de gas natural o combustibles equivalentes.

“El sistema gasífero argentino tiene ya toda la infraestructura construida para llegar con gas a Central Térmica Uruguaiana, hoy Argentina podría exportar el gas natural a Brasil sin necesidad de inversión alguna; es una enorme oportunidad para nuestro país”, afirmó el presidente de Saesa, Juan Bosch.

Brasil avanza en un proceso de mayor competencia en su sector del gas y planea incorporar nuevas centrales térmicas que desplacen tecnologías menos seguras, más caras y contaminantes. Si se asegura el suministro de combustible competitivo Central Térmica Uruguaiana puede garantizar buena energía para la región.

En ese contexto, Bosch explicó que la Central Térmica “buscará garantizarse un combustible firme para suministrar energía segura, confiable y competitiva en el sur de Brasil, suministro que sin dudas debe incluir el gas argentino, junto con alguna solución mixta para momentos en que el país no disponga de excedentes exportables”.

Al respecto, el presidente de Saesa, aseguró que hay conversaciones con productores de gas, así como con comercializadores internacionales y proveedores de soluciones tecnológicas complementarias.

El mercado de gas de Argentina mostró ya en la última semana de septiembre que dispone de excedentes exportables, por lo que se considera muy importante desarrollar demanda en terceros países que viabilicen inversiones rentables en el país y generen divisas.

“En la medida que se asegure un marco jurídico simple, claro y estable, Vaca Muerta será el proveedor más competitivo y mejor posicionado para suministrar gas a Brasil”, aseguró el directivo.

Bosch también destacó que la región sur de Brasil requiere respaldo térmico que asegure disponibilidad de energía, previsibilidad en los precios y sustentabilidad, desplazando alternativas más caras y contaminantes.

De acuerdo con la evolución de la licitación, la puesta en marcha de la central y comienzo del suministro interrumpible de energía eléctrica se podrá concretar en el primer cuatrimestre de 2021.