“Activa Petrolero”: el plan de Mendoza para impulsar la industria hidrocarburífera

Incluye facilidades para las operadoras interesadas en reactivar la producción. Hay unos 200 pozos inactivos que podrían ponerse en marcha nuevamente.

El Gobierno de Mendoza pretende lanzar un plan de créditos fiscales para incentivar la reactivación de unos 200 pozos de petróleo que hoy en día se encuentran paralizados. Para eso, el programa incluye facilidades para que las operadoras realicen las inversiones necesarias, aunque la iniciativa deberá aprobarse previamente en la Legislatura.

Este programa, una especie de “Mendoza Activa petrolero”, incluye créditos fiscales que las operadoras podrán aprovechar para cancelar regalías e ingresos brutos. Asimismo, desde la Subsecretaría de Energía y Minería de Mendoza aseguran que el efecto fiscal para la Provincia será cero: visualizan recuperar lo invertido con una mayor recaudación producto del aumento de producción.

“Detectamos que hay muchos pozos inactivos, unos 200, de poca producción que se pararon y no se pusieron en marcha nuevamente por la incertidumbre de precios o por las restricciones propias de la pandemia”, contó el subsecretario de Energía y Minería de Mendoza, Emilio Guiñazú, antes de dar detalles del plan oficial.

En diálogo con Memo, Guiñazú explicó: “Decidimos abrir un programa para que las operadoras puedan presentar proyectos para reactivar los pozos y que nos digan qué inversiones requieren”. En este punto, los recursos que demanda la reactivación de un pozo varían de acuerdo a la ingeniería necesaria: puede oscilar entre 3 y 15 millones de pesos.

Al respecto, si por las características del pozo se requieren trabajos de pulling, la inversión necesaria variaría entre 3 y 5 millones de pesos. En tanto, si es necesaria una “cirugía mayor” (workover) para que el pozo vuelva a producir, el monto estimado sería de entre 13 y 15 millones de pesos.

Concretamente, la idea del Gobierno es que cada petrolera presente qué inversión se necesita para reactivar un pozo, cuál sería el crecimiento de la producción y posteriormente, si es viable, entregar un crédito fiscal por ese monto. “Lo que haremos es un crédito fiscal que van a poder usar para el pago de regalías o ingresos brutos”, insistió Guiñazú.

Si el “Mendoza Activa petrolero” cumple con su objetivo inicial y se logran reactivar los 200 pozos, desde el área de Energía estiman que la producción petrolera de Mendoza podría incrementarse hasta un 4%: pasaría de unos 10.000 a 10.400 metros cúbicos diarios. Pero éste no es el único objetivo del Gobierno de Mendoza.

En este sentido, más allá del incremento de la producción, evalúan que el programa podría generar una mayor actividad de las empresas de servicios petroleros. De hecho, Guiñazú fue elaborando este plan mientras dialogaba con la cámara del sector (CAMESPE), los gremios y las operadoras, incluyendo a YPF.

Entre otros puntos clave del proyecto que se presentaría en los próximos días en la Legislatura y que esperan activar en octubre, se destaca que una misma operadora podrá presentar varios proyectos, incluso algunos que no estén vinculados al incremento de la producción, pero que generan mano de obra, como el cierre de pozos abandonados.