El crudo cayó 3% por un panorama de demanda débil y más oferta de la OPEP

El coronavirus continúa restringiendo el mercado del petróleo ante los nuevos casos en Europa y parte de Asia.

El petróleo cayó un 3% el jueves por el aumento de los casos de coronavirus en todo el mundo redujo las perspectivas de la demanda, en una sesión en que el aumento de la producción de la OPEP el mes pasado también presionó los precios.

El Brent cayó 1,37 dólares, o 3,2%, para situarse en 40,93 dólares por barril, después de haber tocado un mínimo de 39,92 dólares.

Los futuros del crudo del West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos terminaron con una caída de 1,50 dólares, o 3,7%, para situarse en 38,72 dólares por barril, después de haber caído más de un 6% a un mínimo de 37,61 dólares.

“Se ha hecho evidente que el virus no está contenido. Las tasas de infección están subiendo, el número de muertes en el mundo ha superado la marca del millón y el mundo se está convirtiendo en un lugar sombrío una vez más”, dijo el analista de PVM Oil, Tamas Varga.

Sólo en los Estados Unidos la pandemia ha infectado a más de 7,2 millones de personas y ha matado a más de 206.000.

El peor foco de tensión de COVID-19 en Europa. Madrid, se confinará en los próximos días, y el alcalde de Moscú ordenó a los empleadores enviar al menos el 30% de su personal a casa y varios países europeos informaron récord de nuevas infecciones.

Los analistas de Standard Chartered dijeron que ahora esperan que la demanda global caiga 9,03 millones de bpd en 2020 y se recupere en 5,57 millones de bpd en 2021, dejando el promedio de 2021 ligeramente por debajo del de 2016.

El aumento de la oferta de petróleo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) también pesó en el mercado, con una producción en septiembre que aumentó en 160.000 barriles diarios (bpd) respecto de agosto, según un estudio de Reuters.

El aumento se debió en gran medida a los mayores suministros de Libia e Irán, ambos exentos de un pacto entre la OPEP y sus aliados liderados por Rusia, una agrupación conocida como OPEP+.