En la Cuenca Neuquina se registraron 1500 retiros voluntarios

Según el Sindicato de Petroleros Privados de Neuquén, Río Negro y La Pampa, la mayoría que aceptaron el retiro voluntario tenían muchos años de antigüedad sumado a un pago doble de haberes.

Las compañías comenzaron a ofrecer plan de retiros voluntarios para comenzar a achicar sus gastos en el país. La Cuenca Neuquina no fue ajena a esta situación y ya se registraron 1500 retiros voluntarios. Así lo determinó el secretario general del sindicato de Petroleros Privados de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Guillermo Pereyra, quien aseveró que la mayoría de los trabajadores que aceptaron este convenio tenían muchos años de antigüedad.

“Entre las ofertas que pagaban el doble y los años de antigüedad hay compañeros que agarraron retiros por 16 o 17 millones de pesos”, destacó el dirigente gremial y consideró que “lamentablemente hubo muchos retiros voluntarios, compañeros que aceptaron la plata y que esperemos que no se la gasten rápido porque sino después van a salir a mal vender sus autos para poder comer”.

Según informó Diario Río Negro, Pereyra subrayó que los acuerdos salariales y laborales firmados en los últimos días y detalló que si bien se firmaron con YPF son extensivos a todas las compañías que forman la Cámara de Empresas Productoras de Hidrocarburos (CEPH).

“Hay que aclarar que se firmó con YPF porque la petrolera de bandera fue designada por la CEPH para llevar adelante las negociaciones, por lo que en realidad los acuerdos se firmaron con la CEPH y rigen para todas las empresas”, explicó Pereyra.

Y señaló que a partir de estos compromisos esperan que paulatinamente se vaya incorporando un mayor número de trabajadores a los campos.

Al inicio de la cuarentena obligatoria el gremio llegó a tener 20.000 trabajadores suspendidos, sobre un padrón cercano a los 25.000. De momento Pereyra explicó que “hoy tenemos entre 11.000 y 12.000 compañeros que siguen en las casas”, para quienes se pactó la extensión hasta marzo de los acuerdos del artículo 223 bis, de salarios mínimos pero con un piso que no puede ser menor a los 50.000 pesos.