Las condiciones del nuevo Plan Gas

El programa de promoción prevé un tope de 3,70 dólares por millón de BTU y el plazo de instrumentación del plan “es de 3 años más uno”.

El nuevo Plan de Promoción de la Producción de Gas prevé un esquema de subasta competitiva por 70 millones de metros cúbicos diarios con un precio tope asegurado de 3,7 dólares por millón de BTU que será destinado a las distribuidoras y para la generación eléctrica, explicó el secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez.

Este precio tope que el programa les asegura a las productoras, que supera en 1,5 dólares al precio promedio vigente, generará a la vez un incentivo a las empresas, ya que “la petrolera que ofrezca el menor precio va a ser primera en el esquema de autorizaciones de exportaciones en firme”, dijo el funcionario.

El programa, que se dará a conocer en detalle con su publicación en el Boletín Oficial, también prevé “un esquema de certificado de pago que es muy importante para dar certezas”, subrayó el secretario de Energía.

Martínez explicó en diálogo con la prensa desde Vaca Muerta, luego del anuncio realizado por el presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía, Martín Guzmán, que el plazo de instrumentación del plan “es de 3 años más uno, para que coincida con el mandato” del presidente Fernández.

El ahorro fiscal en los tres primeros años será de 1.172 millones de dólares y en los cuatro años -de extenderse- será de 2.500 millones de dólares; en tanto el ahorro en divisas será de 5.600 millones de dólares en tres años y 9.600 de dólares en cuatro años, precisó.

En cuanto a la producción incremental que permitirá la sustitución de importaciones se estima alcanzará los 18 millones de metros cúbicos en los tres primeros años, o 30 millones de metros cúbicos a lo largo de los cuatro años.

“Este plan va a permitir también cortar la sangría de divisas que se nos van en función de la importación y generar las bases para pensar la exportación, en principio a los países vecinos”, reseñó Martínez.

El secretario precisó que el programa establece “un esquema de 70 millones de m3 que las distribuidoras y Cammesa pueden adquirir de manera constante, para dar previsibilidad y va a permitir tener cada vez más industria nacional, más valor agregado argentino y de manera más federal”.

En caso de no alcanzarse el volumen de 70 millones de metros cúbicos por día (m3/d) del bloque en la primera ronda, se prevé segunda ronda complementaria, y para cubrir los picos invernales de demanda, se licitarán volúmenes adicionales para los períodos estacionales de esos 4 años.

Martínez confirmó que el nuevo esquema “divide cupos por cuenca y para el bloque base se licitarán 2,8 miles de millones (MM) de m3/d en la zona Noroeste, 47,2 MM de m3/d en la Neuquina, y 20 MM de m3/d en la cuenca Austral, y de acuerdo al plan original si no se cubre el volumen en alguna de ellas se asignará ese margen faltante a las otras cuencas si hay capacidad de transporte”.

“Sobre todas las cosas en una industria donde hay mucha desconfianza, lo importante es generar previsibilidad y el Presidente viene en un mundo afectado por la pandemia a dar certidumbre y claramente a definir lo que va a pasar en política hidrocarburífera”, en la Argentina.

El exdiputado neuquino agregó en ese sentido que este nuevo plan “trae reglas claras, un esquema que da tranquilidad a los inversores para poder invertir, que permite a los trabajadores volver a desempeñar sus tareas y que las pymes puedan generar inversión y producción”.