Diaser paralizó sus plantas de bioetanol y biodiésel en San Luis

La compañía argumentó que se debe a que los precios vigentes para la comercialización de esos productos no permiten cubrir los costos de fabricación.

Diaser paralizó desde ayer las dos plantas de bioetanol y biodiésel que tiene en la provincia de San Luis, bajo el argumento de que los precios vigentes para la comercialización de esos productos no permiten cubrir los costos de fabricación.

La decisión afecta de manera directa a 160 trabajadores que forman parte de la plantilla de ambas plantas.

Los trabajadores se manifestaron en las redes sociales y medios de comunicación señalando que se encuentran en estado de alerta ante la posibilidad de despidos masivos.

Diaser produce biodiésel desde 2010 y bioetanol desde 2014 en las plantas que posee en la provincia de San Luis.

La empresa reclamó que “la Secretaría de Energía de la Nación efectúe una urgente recomposición de los precios y su método de fijación de aquí en adelante, cumpliendo con el régimen legal vigente, y determine condiciones sustentables de trabajo”.

Desde el sector empresario sostienen que el aumento del 10% en el precio del biodiésel y el bioetanol dispuesto hace tres semanas por el Gobierno no es suficiente.

La Cámara de Empresas Pyme Regionales Elaboradoras de Biocombustible (CEPREB) -que nuclea a 30 plantas- informó que la producción está parada y que esta situación afecta a alrededor de 10.000 trabajadores de economías regionales.