Rechazan cierre del yacimiento Aguilar y afirmó que es un cachetazo a trabajadores

La Asociación Obrera Minera Argentina aseguró que el sindicato fue informado del cierre horas antes del comunicado de la empresa. Estiman que más de mil personas quedarán desocupadas.

El secretario general de la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA), Héctor Laplace, rechazó la decisión patronal de cerrar la mina Aguilar, en Jujuy, y calificó el hecho como “un cachetazo a los trabajadores y a la comunidad”.

Laplace rechazó por “improvisado e improcedente” el anuncio realizado por la empresa Minera Aguilar sobre el cierre del establecimiento y denunció que la organización sindical fue informada solo “un par de horas antes”.

“El sindicato fue informado apenas un par de horas antes de haberse conocido el comunicado oficial de la compañía, lo que es inconsulto y sin parámetros para prevenir el profundo daño social, el destino laboral y económico-social de los más de mil trabajadores directos e indirectos relacionados con el yacimiento”, afirmó.

En un comunicado, el gremio añadió que Aguilar es “un legendario emprendimiento”, y exigió información respecto de “los planes empresarios” y un debate sobre “las formas de desvinculación a aplicar para poder prevenir recaudos comunitarios”.

“Esa delicada tarea se debió instrumentar de forma previa al anuncio oficial de cierre a partir de mesas de diálogo”, señaló el dirigente, quien reclamó “la inmediata intervención de las autoridades provinciales para que se garantice de forma fehaciente el respeto por los derechos de los trabajadores y sus familias”. Para Laplace, la decisión constituyó más que “un cierre”, porque significó “una condena a quienes hace cuatro generaciones habitan la puna jujeña”.

“Es un cachetazo a toda una comunidad que, durante nueve décadas, contribuyó a la generación de riqueza para la provincia y el país”, sentenció Laplace, quien añadió que “las personas y familias merecen respeto, previsibilidad y solidaridad, ya que desde el yacimiento se atienden necesidades básicas de las comunidades adyacentes, como las demandas de alimentos y de salud”.

El sindicalista explicó que el yacimiento es propiedad de la multinacional Glencore, y aseguró que el gremio está en permanente contacto con la seccional.

La firma está en la localidad jujeña de El Aguilar, en plena puna jujeña, al norte del Departamento de Humahuaca y, sus directivos fundamentaron la decisión por “la declinación de recursos y reservas del mineral en los últimos años, lo que redujo de forma significativa la producción”, a lo que se sumó “la emergencia sanitaria por la Covid-19”, afirmó la compañía en un comunicado.