Ley de Hidrocarburos: Darío Martínez enviará un nuevo proyecto al Congreso

La nueva normativa incluiría inventivos a la producción de crudo que significaría “esfuerzo fiscal” en una primera etapa, que en mediano plazo pasan a ser “ahorro fiscal”.

Luego del lanzamiento del Plan GasAr, el secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, anunció el envío al Congreso de la nueva Ley de Hidrocarburos para generar estímulos a la producción de petróleo.

“Estamos trabajando en un proyecto de ley de estímulo a la producción y va a tener un capítulo completo para fortalecer el valor agregado nacional”, anunció Martínez en diálogo con Ambito.

“Estoy trabajando en armar un borrador, soy muy respetuoso del Poder Legislativo, quien es el que luego define las leyes, pero vamos a aportar una propuesta que busque aumentar la producción de petróleo”, adelantó Martínez, quien aseguró que el primer paso se dio con el nuevo marco regulatorio del gas. “Con el Plan Gas vamos a aumentar la producción para revertir el declino (estimado en 12% interanual)”, recalcó.

El secretario de Energía recordó que la redacción de una nueva Ley de Hidrocarburos la anunció el presidente Alberto Fernández en su discurso ante la Asamblea Legislativa del primero de marzo pasado. “En ese momento nadie pensó que iba a haber una pandemia, ahora se ha recuperado un poco el barril de petróleo en 44 dólares, y luego que se tuvo que lanzar el barril criollo, que permitió recuperar regalías de la provincias y bajó la retención a cero, se abre una ventana de oportunidades para la industria importantísima”, afirmó.

La Ley de Hidrocarburos N° 17.319 fue dictada y promulgada en 1957, luego fue modificada por ley 24.145 de fines de 1992, por la ley N° 26.197 en primeros días de 2007 y por ley N° 27.007 de octubre de 2014. En 2006 se firmó el Acuerdo Federal de los Hidrocarburos entre el Poder Ejecutivo Nacional y las provincias productoras de hidrocarburos, por el cual se propone un proyecto de norma que luego se transformara en ley bajo el número 26.197, denominada “ley corta”, en primeros días de enero de 2007.

Con este nuevo marco, queda definida la pertenencia del dominio del subsuelo en consonancia con artículo 124 de la Constitución Nacional, como también que el ejercicio de las facultades como Autoridad Concedente, por parte del Estado nacional y de los Estados provinciales, se desarrollará con arreglo a lo previsto por la Ley Nº 17.319, su reglamentación y de conformidad a lo previsto en el Acuerdo Federal de los Hidrocarburos, según reza en artículo 2 de ley 26.197. Hoy, en el sector muchos consideran clave tener un nuevo marco regulatorio.

Sobre el contenido de la ley, el secretario dijo que el “objetivo no es hacer artículos revolucionarios”, sino “poner reglas claras para recuperar confianza y poder transformar los recursos en producción, y al final del día, ver que esos pesos se transformen en dólares, y abastecer el mercado interno”.

Al ser consultado sobre las fechas de envío del proyecto al Parlamento, Martínez aclaró que la “prioridad” es salir de la situación generada por la pandemia. “Estamos trabajando lo más rápido posible, ahora es inminente la licitación del Plan Gas, y luego se viene la ley”, indicó.

Según dijo el funcionario, la nueva norma incluirá incentivos a la producción de crudo, que al igual que los subsidios previstos en el Plan GasAr, son “esfuerzo fiscal” en una primera etapa, que en mediano plazo pasan a ser “ahorro fiscal”. Pero Martínez aclaró que ese “estímulo” que se da a las empresas tiene condicionamientos: mayor valor agregado nacional y el que presente el precio más bajo tiene prioridad en precios de exportación en firme, que según se prevé llegarán a los 11 millones de m3 en épocas de menor demanda local. Según pudo saber Ámbito, una vez que se reglamente el DNU 892/2020 las licitaciones empezarán a fin de noviembre o principios de diciembre.