Una mesa de diálogo para que no se pierdan puestos de trabajo en la minera Aguilar

Autoridades del Gobierno de Jujuy, AOMA y la empresa se reunirán mañana para encontrar una solución que “ocasione el menor daño posible a los trabajadores y toda la comunidad que depende de la minera “.

Trabajadores de la minera Aguilar, que opera al norte del departamento jujeño de Humahuaca, ratificaron su rechazo al cese de actividades de la mina y ponderaron el avance hacia una posible mesa de diálogo con la empresa y autoridades del Gobierno de Jujuy, se manifestaron de ese modo en el marco de una segunda asamblea convocada por la seccional Mina Aguilar de la Asociación Obrera Minera de la Argentina (AOMA), tras mantener una reunión con el gobernador Gerardo Morales.

“Ratificamos nuestra postura de no aceptar el comunicado de minera Aguilar, por la forma en la que lo hicieron, que es muy irracional e inhumana”, señaló el secretario general de AOMA Mina Aguilar, Carlos Trejo, al recordar lo “intempestivo” de la decisión anunciada y apuntar que el Gobierno “coincide” sobre eso con el Sindicato.

Agregó que se definió esperar a la concreción de una mesa de diálogo entre la empresa, el Gobierno y el sindicato, que se iniciaría mañana, según lo acordado con las autoridades de la provincia.

Trejo sostuvo que la intención es “ver cómo resolver lo que está ocurriendo” y “tratar de ocasionar el menor daño posible a los trabajadores y toda la comunidad que depende de la minera y hoy se encuentra en total incertidumbre”.

En ese sentido, manifestó que si el diálogo no se concreta “se solicitará la intervención de la justicia” y no descartó realizar movilizaciones.

Asimismo, destacó que están pidiendo al Estado provincial que “sí o sí indague” sobre los argumentos de la empresa para cerrar, por el supuesto declino de recursos, y advirtió que “los trabajadores pueden dar testimonio de que se ha venido sacando mineral, cumpliendo con los tonelajes pedidos”.

Desde el Gobierno de Jujuy, por su parte, se volvió a manifestar el objetivo de una mesa de diálogo para buscar soluciones que mantengan la fuente de trabajo y producción.

Respecto a la reunión con el sindicato, el secretario de Minería, Miguel Soler, dijo que se avanzó en “trasmitir tranquilidad de que el Gobierno va a apoyar al pueblo y los trabajadores” y en consensuar la necesidad de un “diálogo tranquilo, con datos e información” para “evaluar todas las alternativas posibles de contención social”.

El funcionario sostuvo que “el plan de cierre informado por la empresa llevaría de cinco a diez años, con el correspondiente mantenimiento del pueblo a ir coordinando con el Gobierno”.

En ese sentido, advirtió que más allá de lograr una transición lo más ordenada posible “la intención es a la par buscar todas las alternativas posibles para que la empresa evalúe reactivar la mina”.