Nación trabaja en un nuevo esquema tarifario

Darío Martínez aseguró que el Gobierno viene trabajando con el objetivo de no tener que aplicar la Revisión Tarifaria Integral de la gestión anterior, “porque eso impactaría de manera brutal en las tarifas”.

El secretario de Energía, Darío Martínez, aseguró que el Gobierno trabaja en un esquema tarifario que no le implique a la gente dejar de consumir otros bienes y servicios para poder acceder a la energía.

“El incremento de las tarifas nunca puede ir creciendo en términos porcentuales en relación al salario de forma que le implique a la gente dejar de consumir otros bienes y servicios para poder consumir energía, porque eso sino nos generaría recesión en otras actividades además”, sostuvo Martínez a radio AM 750.

El funcionario aseguró que el Gobierno viene trabajando con el objetivo de no tener que aplicar la Revisión Tarifaria Integral (RTI) de la gestión anterior, “porque eso impactaría de manera brutal en las tarifas”.

En cambio explicó que la idea es “utilizar los subsidios de una forma más eficiente, pudiendo detectar los sectores más vulnerables, así como se hizo con el IFE (Ingreso Familiar de Emergencia) por ejemplo, y usar esa información relevada para tener una tarifa que no se incremente para ese sector”.

“Vamos a ir a un esquema que nos permita no generar un incremento tan alto como nos aplicaría la RTI de la gestión de Mauricio Macri cuando termine el congelamiento. Con una tarifa de transición que va a ser muy menor y solo para los sectores más altos, los que pueden pagar el costo, porque en términos porcentuales no impacta en sus ingresos de la misma forma”, precisó Martínez.

Se refirió también a la situación de los clubes y dijo que pretenden ampliar el esquema de tarifa social e incorporarlos porque “la contención que hacen es muy importante y es increíble que no lo puedan hacer porque no puedan pagar el costo de la energía”.

Además, resaltó la decisión del Gobierno de lanzar el Plan Gas, “no solo para tener gas nacional, producido en Argentina, sino también para ahorrar y ayudar a tener un esquema tarifario más ordenado”.

“Necesitamos un país que produzca energía para que las y los ciudadanos vivan cada vez mejor y la industria empiece a producir, generar empleo y lograr un mercado interno cada vez más fuerte”, consideró el funcionario.