Sinopec, con inversión y producción a la baja en la provincia de Santa Cruz

Foto Daniel Feldman

Los gremios evalúan medidas de fuerza contra la operadora.

Mientras el titular del sindicato petrolero de Santa Cruz, Cludio Vidal, advirtió un paro total en caso de no arribar a un acuerdo con Sinopec, la operadora no da signos positivos en los últimos tiempos. La producción de la compañía se redujo en un 31% en 2018 respecto del año 2014. En relación al mismo punto de partida, la inversión cayó un 74%.

“Sinopec es una empresa que muestra con claridad el daño que se puede causar a un yacimiento y Comodoro ha sido el ejemplo -manifestó el dirigente sindical Vidal- hasta que las autoridades de Chubut tomaron la decisión de revertirle las áreas y pedirles que se vayan”.

La caída de actividad se nota en todos los años precedentes. Si se toma como punto de partida el período 2014, como referencia porque a mitad de ese año se inició la baja de precios en el mercado internacional, surge que las diferencias son muy grandes.

La operadora Sinopec tuvo un drástico descenso en su producción de petróleo durante el año 2018 en sus áreas en el norte de Santa Cruz, ya que en comparación al año 2014 extrajo casi un 31% menos que durante aquel período, según pudo evaluar esta agencia en base a los datos de la Secretaría de Energía de la Nación. En gas, el retroceso resulta también notorio. En 2018 produjo un 15% menos que los 712,1 millones de metros cúbicos extraídos durante 2014.

La menor actividad tiene un correlato con los planes de inversión anunciados, por vía de declaración jurada, ante la Secretaría de Energía de la Nación. Para el año 2018, la compañía china había comunicado un plan de acción por algo menos de 78 millones de dólares, cuando el año previo había alcanzado un monto de 108 millones de dólares, considerando los planes anunciados para Santa Cruz.

Según los registros oficiales, en 2016 había alcanzado un monto mayor, del orden de los 184 millones de dólares, mientras que en 2015 superaba los 223 millones. En 2014, al inicio de esta serie, superaba los 300 millones de dólares. Es decir, el año pasado la caída de su inversión en la provincia fue de un 74%, al compararse contra el año 2014.