En el Senado exigen medidas para fomentar el desarrollo de los biocombustibles

La legisladora María de los Angeles Sacnun sostuvo que es necesario “poner el eje en el fomento y la potenciación” de la alternativa a los combustibles fósiles.

La senadora nacional por Santa Fe, María de los Angeles Sacnun, planteó la necesidad de tomar “urgentes medidas” para mejorar la situación en la que se encuentra el sector de los biocombustibles.

Sacnun hizo esa afirmación luego de mantener una reunión con el secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, en la que planteó la necesidad de “poner el eje en el fomento y la potenciación” de la alternativa a los combustibles fósiles.

“Estamos en contacto permanente con los trabajadores y las cámaras del sector trabajando para el desarrollo de las economías regionales de todo el país y para mi provincia de Santa Fe donde tenemos que cuidar los puestos de trabajo y a las pequeñas y medianas empresas“, afirmó Sacnun en un comunicado.

La legisladora, además, recordó que el proyecto de ley de prórroga de la promoción para la producción de biocombustibles, que ya tiene media sanción del Senado, pero no fue debatida por Diputados, “es una pieza clave en el desarrollo energético y federal de la Argentina“.

“Los biocombustibles suman al autoabastecimiento energético, sin por ello dejar de lado ninguna fuente energética, y al mismo tiempo, crean nuevos productos y nuevas industrias y en el marco de la situación pandémica, la industria también brinda un aporte sanitario“, enfatizó.

Por otra parte, la legisladora indicó que trabaja “intensamente para poner en marcha una necesaria industrialización de la ruralidad, en cabeza de las pymes, generando empleo de calidad, arraigo y fomentando el desenvolvimiento de las economías regionales“.

MARCHA Y RECLAMOS

Hay que recordar que el martes la Federación Argentina Sindical de Petróleo, Gas y Biocombustibles (Fasipegybio) se movilizó hacia el Ministerio de Economía y reclamó en un petitorio Martínez “urgentes soluciones a la crítica realidad del sector” y “un esquema rentable para las empresas” de la actividad.

La organización sindical nacional entregó un petitorio dirigido al funcionario, en el que reclamó “la instrumentación de mecanismos para definir un esquema rentable para las empresas” y “la reactivación del sector de biocombustibles”, y solicitó “un ámbito de diálogo tripartito e institucionalizado con todos los actores”.

El petitorio gremial también exigió “un plan integral en el que participen de forma activa los trabajadores en defensa del empleo”, según detalló el dirigente en un comunicado.

“La actualidad de las empresas de la industria del biocombustible es de gran crisis, lo que arriesga la continuidad laboral de miles de trabajadores en todo el país y, hasta hoy, no hubo respuestas satisfactorias. En los últimos meses la situación empeoró, y no se observa un programa concreto para resolver la problemática”, sostuvo el petitorio.

Milla enfatizó que “las empresas, en su mayoría pequeñas y medianas, están al borde del cierre, lo que provocaría una catástrofe laboral. Ello no puede ocurrir, desde que en octubre de 2019 el pueblo optó por un modelo de país ligado a la producción y a la defensa del trabajo argentino”, subrayó el gremialista petrolero en el petitorio.

La conducción gremial detalló que “están en riesgo 9 mil puestos de trabajo”, por lo que hoy participaron en la protesta trabajadores de varias provincias afectadas, aseguró.

Los trabajadores reclamaron “una política integral para la actividad” ante “la prolongada y grave crisis del sector de los hidrocarburos, cuya situación es ya insostenible”, afirmó.

El gremio exige “un plan integral para el biodiesel” para evitar la quiebra de las compañías, en su mayoría pequeñas y medianas, que producen ese producto y bioetanol.

Milla ratificó que de no haber soluciones a la problemática de la actividad “el conflicto podría escalar y concluir con la adopción de una medida de fuerza nacional petrolera”.

La Cámara baja se apresta a analizar la prórroga por cuatro años de la Ley 26.093 de producción y uso sustentable de biocombustibles, que ya tiene media sanción del Senado.