El petróleo se anticipa a la recesión: como golpeará a la Argentina

Te puede interesar...

Las últimas operaciones en el mercado de materias primas mostraron que el precio del barril de petróleo empezó a ceder terreno en consonancia con los crecientes riesgos de una recesión global y, por ende, una menor demanda de crudo. Incluso, ya la AIE había advertido que el recorte de producción de la OPEP+ podía conducir a un estancamiento global, pero por otros motivos.

En la sesión del viernes el precio del petróleo cayó en una difícil rueda de operaciones en la influyeron los miedos a una posible recesión y una débil demanda, principalmente de China. Un cóctel que pesó incluso más que el anunciado recorte de suministro de la OPEP+. El barril Brent, de referencia en Europa, bajó un 3%, hasta los 91,75 dólares, mientras que el barril West Texas, de referencia en Estados Unidos, cayó un 3,8%, hasta los 85,75 dólares. De esta manera el petróleo interrumpió dos semanas consecutivas de ganancias.

Ocurre que China, el mayor importador de petróleo crudo del mundo, sigue haciendo frente a distintos brotes de Covid-19 después de una semana de vacaciones. Si bien el recuento de contagios es pequeño para los estándares globales, el tema es que se adhieren a una política de cero Covid que pesa mucho sobre la actividad económica y, por lo tanto, en la demanda de petróleo.

El jueves pasado, la Agencia Internacional de Energía (AIE) había recortado su pronóstico de demanda de petróleo para este y el próximo año, advirtiendo de una posible recesión global. Al respecto, varios expertos del mercado de materias primas, y en particular del oro negro, explicaron que las significativas correcciones a la baja de los pronósticos de demanda de petróleo, sobre todo para el próximo año, han estado deprimiendo los precios. Los más optimistas consideran que, si bien, se prevén nuevas caídas en los precios del barril, el mercado parece estar listo para equilibrarse a pesar de una demanda más débil en la primera mitad del año debido a los recortes de producción de la OPEP+.

Cabe recordar que la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados, conocidos como OPEP+, pateó el tablero al anunciar la semana pasada un recorte de 2 millones de barriles por día en la producción de petróleo, una decisión que ha enfrentado a Estados Unidos y a Arabia Saudí. Según la organización, se trata de una medida preventiva para evitar la debilidad de los precios en caso de que el endurecimiento de la política de la Fed para frenar la inflación provocara una desaceleración de la demanda.

Dicho recorte no solo sostiene sino que impulsa el precio del crudo, favoreciendo los balances de las petroleras. Pero de cara al futuro los expertos de PIMCO destacan que también hay que tener presente el posible descenso de la producción rusa a medida que aumenten las sanciones de la UE, lo que consideran que ahora se está infravalorando en los precios y en las acciones petroleras.

Claro que el incremento del precio del petróleo también aumenta el riesgo de recesión, con el consecuente impacto negativo en la demanda de crudo. Por eso la AIE salió a alertar que el recorte de la OPEP+ entrañaba el riesgo de llevar a la economía global a una recesión. Dijo: “El plan del bloque de la OPEP+ de recortar drásticamente el suministro de petróleo al mercado ha descarrilado la trayectoria de crecimiento de la oferta de crudo para el resto del año y el que viene”. Y agregó: “Con presiones inflacionarias imparables y las subas de tasas de interés pasando factura, unos mayores precios del petróleo podrían ser el punto de inflexión para una economía global ya al borde de la recesión”.

La semana pasada, la OPEP+ decidió recortar su producción diaria en dos millones de barriles a partir de noviembre. De esta manera, los países del grupo bombearán un total de 41.856 millones de barriles diarios, frente a los 43.856 millones de agosto, incluyendo un aporte de 25.416 millones por parte de la OPEP, frente a los 26.689 millones anteriores, mientras que los países ajenos a la organización producirán 16.440 millones.

“El recorte masivo del suministro de petróleo de la OPEP+ incrementa los riesgos de seguridad energética en todo el mundo. Incluso teniendo en cuenta menores expectativas de demanda, reducirá marcadamente un incremento necesario en los stocks de petróleo para el resto de este año y la primera mitad de 2023”, avisó la AIE.

Ahora bien, como en todo juego, hay ganadores y perdedores. Entre los ganadores el JP Morgan considera que el sector petrolero europeo muestra valoraciones muy atractivas, manteniendo la visión sobre el súper-ciclo energético y la renta variable energética alcista Destaca el papel “fundamental” de las empresas de la UE en la búsqueda de una solución sobre la seguridad energética. El banco espera una temporada de resultados positiva para el sector, con una preferencia por las empresas de Upstream/GNL en lugar de empresas de mediana capitalización (más orientadas a la producción.

Más articulos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Argentina Covid-19
9,715,464
Total de casos confirmados
Updated on 17 October, 2022 12:40 am

Ultimos artículos