Pymes neuquinas abogaron por la vuelta del “barril criollo”

La Federación de Cámaras de Neuquén consideró que la medida debe estar a sujeta a que las operadoras sostengan los puestos de trabajo.

En una nota enviada al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, la Federación de Cámaras de Neuquén (FECENE) pidió la aplicación de un precio sostén para el barril de petróleo.

Mediante un comunicado, las pymes aseguraron que “paralización total de las operaciones convencionales y no convencionales (perforación /exploración / fracturas)” producto de medidas que “afectaron a la actividad a lo que se le suma la declinación del precio internacional a valores pocas veces experimentados históricamente”.

“Creemos que la reactivación del sector es fundamental para disminuir en alguna medida el proceso recesivo que la situación está generando por las necesarias medidas adoptadas (por el coronavirus)”, sostienen las empresas en su texto.

“La grave emergencia sanitaria que afronta nuestro país y el mundo introduce un factor de priorización de la salud de la población, criterio al que adherimos, compartimos y acompañamos plenamente”, señalan.

“La propuesta existente de fijar un precio sostén, pero entendemos que resulta imprescindible que tal medida” se vincule a “mantener los puestos de trabajo, recuperar el nivel de actividad y las contrataciones de las empresas regionales, independientemente del formato jurídico. Como se podrá advertir se procura lograr un adecuado equilibrio entre todos los actores de la producción de hidrocarburos”, destacan.

La Federación expresa que el planteo suma a unas 400 empresas que agrupa a unos 16.000 trabajadores en forma directa. Señala que este sector no ha “producido medidas de ruptura del contrato de trabajo pese a la caída de actividad y el diferimiento de pagos, a diferencia de empresas radicadas en otras regiones, que se han retirado de la zona”.

También le piden a Kulfas “su intervención para viabilizar nuestra participación activa en todos los aspectos que hacen al desarrollo de la explotación de hidrocarburos en general y de Vaca Muerta en particular, para facilitar relaciones consensuadas y evitar los marcos de conflicto”.

En otro tramo del documento, la Federación afirma que su posición cuenta con “la adhesión de CAMESPE (Cámara Mendocina de Empresas de Servicios Petroleros), en un contexto de integración regional que cambie los paradigmas de concentración y fronteras interiores”.

Consideran que la medida debe aplicarse vinculada a que las operadoras mantengan puestos de trabajo y contrataciones de empresas regionales. La provincias esperan la definición.

De este modo las empresas neuquinas dejan asentada su postura respecto del reclamo del precio interno del barril, en un contexto de derrumbe del valor del crudo a nivel internacional. Se suman al planteo realizado por los gobiernos provinciales con hidrocarburos, que está en instancia de resolución en el gobierno nacional.

Para este sector de la industria, es una forma de atenuar el impacto de una crisis que en rigor se extiende al año pasado y que provocó demoras en la cadena de pago que las vincula con las grandes operadoras.