“OPEP+ debería centrarse en cuota de mercado cuando repunte demanda de crudo”

Así lo aseguró el ministro de Energía ruso, Alexander Novak, y consideró que debería concentrarse en la participación de mercado del grupo para evaluar la efectividad de sus acciones.

La alianza de la OPEP, Rusia y otros productores, conocida como OPEP+, debería concentrarse en la participación de mercado del grupo una vez que la demanda comience a recuperarse de la crisis del coronavirus.

La OPEP+, creada en 2016, ha trabajado para apuntalar los precios al reducir la producción. Pero Rusia y otros miembros se han quejado de que eso ha beneficiado principalmente a empresas de Estados Unidos, que han aumentado su bombeo y ganado participación de mercado.

Rusia y Arabia Saudita, miembro de la OPEP, lideraron los más recientes esfuerzos de la OPEP+ por reducir la producción en un equivalente al 10% de la oferta global desde el 1 de mayo, para impulsar los precios luego de que la demanda de crudo se hundió hasta un 30% debido a los confinamientos globales.

El acuerdo busca reducir un exceso de suministros de petróleo que no encuentra compradores debido a que la capacidad de almacenamiento global se está saturando rápidamente.

Riad, Moscú y otros miembros de OPEP+ también han presionado por recortes de otros productores, especialmente Estados Unidos.

El ministro de Energía ruso, Alexander Novak, dijo que una vez que la demanda retorne OPEP+ debería cambiar su estrategia y concentrarse en la participación de mercado del grupo para evaluar la efectividad de sus acciones. La alianza tiene su atención puesta actualmente en los inventarios de crudo.

“Los inventarios, el equilibrio de la oferta y la demanda deberían ser seguidos de cerca, pero tiene sentido cambiar la meta a la participación de mercado que pertenece a OPEP+ dado un alza en la demanda global”, dijo Novak a Interfax cuando se le preguntó si el grupo debería centrarse en su cuota de mercado.

Antes de la pandemia del coronavirus, el mercado esperaba que la demanda de petróleo aumentara en 2020. Sin embargo, la demanda podría comenzar a repuntar a medida que Estados Unidos, China y países europeos y de otras regiones comiencen a flexibilizar las medidas de confinamiento.

Moscú ha afirmado que el principal beneficiario de los recortes previos de OPEP+ ha sido Estados Unidos, que se convirtió en el mayor productor global de petróleo, superando a Rusia y Arabia Saudita, debido al auge del esquisto y a que ha cubierto las reducciones realizadas por el grupo.

Los precios del petróleo, sin embargo, han caído muy por debajo del umbral de rentabilidad para muchos productores de esquisto de Estados Unidos, lo que ha llevado a una reducción del bombeo.

OPEP+ ha dicho que quiere retirar 9,7 millones de barriles por día (bpd) y que ese volumen sea igualado por productores fuera de OPEP+, para que el total de crudo que se saque del mercado alcance casi los 20 millones de bpd.