Qué empresas petroleras no pueden pagar los salarios y cuáles ofrecen retiros voluntarios

La industria petrolera pasa por uno de sus momentos más críticos de su historia y algunas empresas de servicios petroleros comenzaron con diferentes estrategias para achicar sus pérdidas. Halliburton y Pecom mantienen un programa de retiros voluntarios para sus trabajadores. Además, la primera compañía informó que pagará los salarios en dos cuotas. San Antonio Internacional se atrasó en el pago de sueldos y Weatherford anunció la “suspensión de tiempo completo” de parte de su personal.

La tenue calma que había entre los gremios y las Cámaras petroleras desapareció. Es que a pocos días de llegar a un acuerdo para abonar el 60% de los salarios de los trabajadores suspendidos, las empresas de servicios petroleros anunciaron la falta de fondos para hacer frente a los sueldos de abril y el plan de retiros voluntarios para minimizar las perdidas.

Es que Halliburton y Pecom mantienen un programa de retitos para sus trabajadores sumado a que primera compañía informó que pagará los salarios en dos cuotas. En tanto, Weatherford comunicó la “suspensión de tiempo completo” de parte de su personal.

La primera empresa de servicios petroleros que empezó con el plan de retiros voluntarios fue

Schlumberger. El año pasado se inició un plan de restructuración de la compañía que incluía los retiros durante marzo y abril. La propuesta implicaba el pago de la indemnización que corresponde por ley más una bonificación adicional del 100% sobre el monto correspondientes a la indemnización por antigüedad.

Pecom también apeló a la misma estrategia. El “Programa de Retiro Voluntario” está dirigido a colaboradores fuera de convenio, jerárquicos y UECARA” de todas las operaciones de Argentina con vigencia hasta el 31 de mayo.

La oferta consta en abonar un mes de sueldo bruto sin tope por año de servicio, con un adicional del 70% sobre dicho monto más, el pago del preaviso, SAC proporcional, vacaciones no gozadas e integración de mes. Adicionalmente, se reconocerá la cobertura de la obra social, manteniendo el plan vigente por seis meses.

Una propuesta similar aplicó Halliburton. La compañía comenzó hoy su propio programa de retiros voluntarios que se mantendrá vigente hasta el 31 de mayo. El mismo ofrece un monto por la mejor remuneración mensual de los últimos 12 meses, que se adiciona a la doble indemnización definida por el DNU34/2019 vigente.

Sin embargo, los problemas de la empresa van más allá. La empresa envió un mail a todos sus empleados informando que el pago de los haberes de abril se realizará en cuotas de los sueldos. La primera cuota se abonó el 30 de abril pero la otra parte no tiene fecha estimada. “Esto es debido a la reducción pronunciada en nuestra facturación durante los meses de marzo y abril de 2020 causada por la pandemia COVID-19 y el valor internacional del barril del petróleo”, argumentaron en el mail.

PROBLEMAS DE PAGO Y SUSPENSION

Halliburton es otras de las compañías que tienen problemas en el pago de los salarios. La empresa les comunicó a sus empleados que tiene problemas para pagar los sueldos y aseguró que “confía” hacerlo la próxima semana. “Desde el 20 de marzo tenemos solamente unos pocos equipos de pulling operando y la actividad de servicios especiales es prácticamente nula. Ante esta situación nuestra disponibilidad de fondos se ve seriamente restringida”, comunicaron desde la compañía.

Por su parte, Weatherford decidió suspender a sus empleados por tiempo completo por un motivo de fuerza mayo. Sin embargo, la compañía advirtió que podría volver a convocar a sus trabajadores a prestar tareas normales y habituales, una vez reciba una comunicación con un plazo de 24 de horas de anticipación. “Protéjase a sí mismo, y a su familia, informándose y tomando las precauciones adecuadas”, comunicó la empresa.

Estas decisiones generaron el repudio de los petroleros y del intendente Juan Pablo Luque por considerar que “es irresponsable” este tipo de acciones a pocos días de cerrar un acuerdo que, entre otras premisas, aseguraba la paz social en la industria hidrocarburífera.