Mendoza flexibilizará sus licitaciones para acelerar la explotación de petróleo y fracking

En busca de atraer inversiones pensando en la reactivación pospandemia. Se busca generar un modelo con las condiciones particulares de cada área y establecer una fecha de inicio.

El gobernador de Mendoza, Rodolfo Suarez, y el ministro de Economía y Energía, Enrique Vaquié, idearon un plan de “licitaciones permanentes” para atraer inversores para explotación de petróleo convencional y fracking como parte de la reactivación pospandemia.

Se trata, sostuvo el Gobierno, de un “nuevo esquema de licitaciones, que atraiga más inversiones, ahorre burocracia y dé oportunidades en igualdad de condiciones a todos los operadores”. Junto con el plan de bajar regalías por decreto que instauró Alfredo Cornejo, en el gobierno esperan que Mendoza siga siendo atractiva para inversores.

Este “esquema de licitación permanente” genera procesos con fecha de inicio pero no de cierre. “La idea es generar un modelo con las condiciones particulares de cada área y establecer una fecha de inicio”, remarcó el director de Hidrocarburos de Mendoza, Estanislao Schilardi. “Por ejemplo, cada tres meses se abren los sobres, y las áreas que no tuvieron ofertas siguen en carrera”, detalló.

El objetivo es acelerar procesos licitatorios, admite el gobierno, en medio de la paralización de las actividades. Con este esquema, se ilusiona el gobierno, Mendoza tendrá siempre listas áreas para ofertar para fracking o petróleo.

Los yacimientos de petróleo y no convencional (fracking) siguieron funcionando pese al aislamiento, aseguró el Ejecutivo mendocino. Días atrás se inspeccionó Lindero de Piedra (crudo extrapesado), Puesto Rojas (de fracking, en Malargüe), Atuel Norte (de petróleo, operado por Aconcagua Energía) y El Sosneado (operado por Petroquímica Comodoro Rivadavia).