El parque eólico de Neuquén sufre retrasos en su montaje

En marzo debería comenzar a operar pero las fuertes ráfagas y el cambio de gestión nacional inciden en sus tiempos de montaje.

El primer parque eólico de Neuquén tiene previsto producir 5 molinos a finales de marzo mientras que los 29 restantes serán montados en etapas y estarán listos para generar hasta 100 MW en junio. Sin embargo, las fuertes ráfagas, la transición del Gobierno nacional y los cortes de ruta casaron atrasos en la obra.

Según informó Diario Río Negro, si se registra una velocidad superior a 43,2 km/h no se realiza ningún montaje. Es que la altura de las torres de hormigón con los aerogeneradores montados alcanza los 120 metros por lo que de haber vientos fuertes las piezas pueden descontrolarse.

“Esto es lo que complica realmente las cosas, subir una torre o subir una pala, lo podés hacer en 5 minutos, pero también tenés que tener tiempo para la instalación. Sino tenés el tiempo, no se hace”, sostuvo el gerente de obra de Nordex Acciona, Michel Guevara.

Para evitar contingencias, el equipo de Nordex realiza lecturas satelitales diarias para ver cómo será el comportamiento del viento durante la jornada. “Para tomar la decisión de si subo o no, me guío con esta información. Me fijo entre qué horas tengo una ventana de vientos leves y en base a eso programo qué tipos de trabajo se van a realizar durante el día”, consideró Guevara.

Lo que se hace es preparar todos los materiales y las herramientas para poder aprovechar mejor el tiempo disponible.

Otra de las decisiones que tomaron desde Nordex, fue acondicionar las instalaciones para realizar trabajos nocturnos y, de esta manera, poder aprovechar mejor el día y tener más ventanas para realizar tareas.

A diferencia de otros parques eólicos, las torres son de hormigón, por lo que su montaje requiere de varias maniobras para apilar los bloques y no se trata solo del levantamiento de una singular torre de acero.

Si bien las tareas de montaje se cancelan cuando hay vientos por encima de los 12 metros por segundo, se pueden realizar obras en el suelo, aunque por debajo de los 20 metros por segundo o 72 kilómetros por hora.

Se hace la distribución de aspas, premoldeados de hormigón, generadores, transformadores y cableado interno. Hace poco, AES terminó la construcción de la subestación Bajada Colorada y, en breve, será transferida al Ente Provincial de Energía de Neuquén (EPEN).