Aníbal Fernández cuestionó que Cambiemos “estaba haciendo todo para cerrar YCRT”

El interventor de YCRT criticó que “la intención que tuvo fue la de romper esta estructura económica” y que “habrá que hacer una tarea de reconstrucción integral” del yacimiento.

Aníbal Fernández se instaló esta última semana en Río Turbio, para tomar efectiva posesión de su cargo como Interventor de la empresa Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT).

El flamante funcionario regresó a Buenos Aires con un pormenorizado diagnóstico de cómo está hoy la empresa carbonífera ubicada en la provincia de Santa Cruz, a casi 300 kilómetros de la capital Río Gallegos.

En diálogo con Perfil, Fernández cuestionó que “la gestión anterior la intención que tuvo fue la de romper esta estructura económica y nuestra vocación no es esa, con lo cual porqué asustarse de lo que encontramos. Además yo no soy un llorón, yo vengo a trabajar así que tengo en claro a lo que vine, lo que vi y lo que hay que hacer para salir de donde estamos.

“Sabía que era muy malo y que al igual que el trabajo que está llevando adelante en el país nuestro Presidente, habrá que hacer una tarea de reconstrucción integral, pero repito a eso vine y por eso estoy acá”, agregó.

Asimismo, el interventor de YCRT criticó que la gestión de Cambiemos sacó “la Usina del yacimiento para pasársela a Energía, Aranguren lo hizo. Pero no para terminar la Central Termoeléctrica y ponerla en valor, sino para ponerle una pata encima y que nadie la tocara. Y acá hicieron creer que el objetivo era vender carbón, pero en el mientras tanto los planteos del personal no era atendido, se echó mucha gente especializada, hubo paros desde hace varios meses que no eran considerados y la empresa terminó con el freno de mano puesto”.

Fernández aseveró que el gobierno de Mauricio Macri quería demostrar que el yacimiento no era productivo. “Le venían bien los paros en vez de poner la empresa en valor y potenciarla como un eslabón económico. El objetivo era otro, la gestión anterior no tenía la vocación de vender nada, cuando tuvieron y juntaron un poquito, vendieron un puchito a China, algo a Brasil y dicen que hubo contactos por un amigo de Macri en China para futuras operaciones, pero eso y nada más”, criticó.

Es por eso que el interventor manifestó que buscará cumplir el sueño de sacar el carbón de la mina para quemarlo en la Usina. “El carbón de Río Turbio tiene determinado nivel de ceniza, dependiendo del manto donde se está extrayendo. Si la veta tiene poco porcentaje de ceniza, lo que puede suceder es que ese carbón se degrade cuando salga de la mina. La Usina soporta hasta determinado nivel de ceniza y eso lo explican claramente los especialistas. Es algo que tenemos que evaluar técnicamente y sobre lo cual hay que avanzar con el tratamiento necesario para purificarlo. Esto con el fin de poder utilizar lo que está saliendo y lo que está acumulado. Es decir tratarlo, enriquecerlo para que ahí sí pueda ser quemado en la Central”, consideró Fernández.