Martínez asume como secretario en busca descentralizar la política energética

La Secretaría de Energía estará a cargo de Dario Martínez y será parte del Ministerio de Economía. La cartera tendrá una sede en Neuquén para darle más relevancia a las economías regionales.

Dario Martínez dejará su banca en la Cámara baja del Congreso de la Nación para asumir como nuevo secretario de Energía luego de la renuncia de Sergio Lanziani. Además, la cartera estará bajo la órbita del Ministerio de Economía y no del Ministerio de Producción. Toda una señal del armado de Martín Gúzman en materia de economía regional.

El titular de la comisión de Energías en Diputados sostuvo que Neuquén será una de las sedes de su cartera en busca de dar un “rol protagónico a las provincias en la búsqueda de las políticas para poner en marcha el país”.

En diálogo con La Mañana de Neuquén, Martínez aseveró que “tengo una responsabilidad con el pueblo neuquino para ser diputado nacional, cargo que desempeñé con la mayor responsabilidad. Ahora me toca asumir en un área muy importante en la que quiero aportar en el mismo sentido, para el crecimiento del país y de todos los neuquinos. Me honra poder asumir en el cargo”.

Todavía no está al tanto de la fecha de entrada en funciones: “Es algo que se definirá por un decreto del presidente pero que a ciencia cierta no sé cuándo será publicado”.

Martínez se reunirá la semana próxima con el ministro de Economía Martín Guzmán, con quién también estuvo hablando durante esta semana. “Me parece que nadie como el que lleva la política económica puede trazar los objetivos de la política energética”, afirmó.

“Los objetivos son muy claros, buscar una mayor producción, tener saldos exportables y mayor valor agregado”, dijo el diputado. “Estos son los objetivos a seguir y en los que venimos trabajado desde la comisión de Energía y ahora desde la secretaría de Energía”, añadió.

“Hablé con Martín y vamos a tener una semana de mucho trabajo para definir las metas y los objetivos. Pero siempre en el eje de lo que viene planteando. Que haya mayor producción y cuidar los puestos de trabajo. Entendemos que cuando hablamos de la industria tenemos en una punta a las productoras y en la otra al usuario, con tarifas que tienen que ser razonables, que tengan que ver con el desarrollo económico, y también se necesita que las productoras tengan la posibilidad de producir e invertir, y en el medio las decisiones para que todos lleguen a ese punto de equilibrio para que a todos les vaya bien”, aseguró.

“Venimos de un esquema en el que hay que restituir la confianza de todos los actores. Y ese es parte del esquema que tenemos que abordar: no venimos a pelearnos con nadie sino a buscar consensos para que le vaya bien al país”, aseveró.