El rebrote de casos de coronavirus generó una fuerte baja en el petróleo

La cotización del Brent bajó un 3,2% en medio de un clima de altísima volatilidad.

Los precios del petróleo se desplomaron ayer como consecuencia del rebrote del coronavirus en diversas zonas del mundo que pronostican una menor demanda global, en medio de un clima de altísima volatilidad.

El barril de la variedad WTI bajó 3,6% para cerrar en 39,60 dólares por unidad mientras que el tipo Brent se contrajo 3,2% para concluir en 41,80 dólares.

El petróleo crudo siguió la tendencia mundial de buscar refugio en el dólar y los Bonos del Tesoro y alejarse de los activos de mayor riesgo, debido al aumento de las tasas de infección por COVID-19 en Europa y otros países, lo cual generó la vuelta a nuevas medidas de bloqueo y confinamiento.

Esto provocó dudas sobre la recuperación económica y en el comienzo del otoño profundizó la baja sobre el mercado de hidrocarburos.

Los precios retrocedieron en medio de la creciente preocupación de que un aumento en los casos de coronavirus podría reducir la demanda.

La vuelta a la producción de los yacimientos en Libia, tras un cese del fuego en la cruenta guerra civil, ayudó a profundizar la caída del crudo.

Aun con todo este contexto, los principales bancos de inversión mantienen proyecciones de precios alcistas para el próximo año.

Estas previsiones descansan básicamente en la confianza que se mantendrán los recortes a la producción por parte del nucleamiento de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados.

En el precio también influyó que las refinerías instaladas en el Golfo de México, anunciaron que continuarán con sus operaciones a pesar del paso de una nueva tormenta tropical.

Sin embargo, el petróleo está siendo afectado por el cambio en la matriz energética en el mundo.

Por caso, Airbus anunció la construcción de una nueva aeronave movida por hidrógeno en reemplazo de los combustibles fósiles.

Las principales petroleras se aprestan a reducir inversiones en la producción de hidrocarburos e invertir una gran cantidad de dinero en el sector de energías renovables.