El crudo sube por caída de stock y el acumulado de septiembre mostró una baja

El precio del barril del petróleo subió ayer como consecuencia de la caída de los stock, pero concluyó septiembre con pérdidas de alrededor del 10%.

El barril de la variedad WTI subió 0,4% a 40,20 dólares pero bajó en septiembre 5,6%, mientras que el tipo Brent cayó 0,2% a 41 dólares y en el mes bajó 10%.

El precio del WTI subió tras conocerse que los inventarios de petróleo han caído por tercera semana consecutiva en EEUU, lo que disipa cierta preocupación por los problemas de almacenamiento y la baja demanda.

La Administración de Información Energética divulgó hoy que las reservas cayeron en 2 millones de barriles la semana terminada el 25 de septiembre, una sorpresa frente al aumento de cerca de 2 millones que esperaban los analistas.

Las exportaciones aumentaron mientras que las importaciones cayeron, lo que explica la caída del stock.

No obstante, el WTI despide septiembre con una pérdida de valor del 5,6% como consecuencia del persistente temor por el aumento de casos de COVID-19 en todo el mundo y su impacto sobre la demanda.

Según los analistas, la recuperación económica que comenzó en meses anteriores se ha frenado en algunos lugares y ello puede afectar directamente al consumo petrolero, lo que invita a pensar en que los precios continuarán bajos.

Además, mientras la demanda de crudo se mantiene limitada, el suministro está aumentando, pues los países de la OPEP y sus aliados han apostado por no modificar los recortes ya anunciados y se está recuperando la producción en Libia.