El sindicato neuquino acató la conciliación obligatoria

El ministerio de Producción y Trabajo de la Nación dictó la conciliación obligatoria en el conflicto entre los gremios petroleros y las cámaras empresariales. El primero que acató y levantó el paro para volver a negociar es el Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Neuquén.

El sindicato del petróleo que conduce Guillermo “Caballo” Pereyra informó que la organización acató la conciliación obligatoria. El reclamo es por el fracaso de la negociación salarial, donde las empresas no reconocen la clausula gatillo que ajusta el salario según la inflación.

Durante la semana se realizó una reunión entre gremios y cámaras empresarias que fracasó porque terminó cuando los gremios se opusieron al argumento de las empresas de negarse a compensar la pérdida del poder adquisitivo del salario como consecuencia del acuerdo que rigió entre el 1° de abril de 2018 y el 31 de marzo.

Resta conocer la postura de otros sindicatos, especialmente el de Chubut y el de Santa Cruz, que mantienen la postura de ir a las medidas de fuerza con afectación de producción. En el caso santacruceño, realizaron una movilización con otros gremios en Caleta Olivia.