El parque eólico de Miramar abastecerá a unos 100 mil hogares

Emplazado en la estancia La Rosa Blanca, Vientos de Miramar generará 100 megawatts, que representará un 60% más de energía de lo que consume el distrito de General Alvarado.

El intendente de General Alvarado, Sebastián Ianantuony, inauguró el primer parque eólico del distrito, Vientos de Miramar, emplazado en la estancia La Rosa Blanca, el cual generará 100 megawatts (Mw), suficientes para abastecer a unos 100.000 hogares.

“Es un día de celebración, que marca un antes y un después para General Alvarado. Tenemos las condiciones para que en un futuro seamos el distrito con mayor generación de energía eólica de la Argentina”, sostuvo Ianantuony en el acto inaugural.

“Sabemos que este distrito es capaz de recibir obras de esta envergadura y nosotros como Estado facilitaremos las cosas para que emprender en la Argentina tenga más de pericia que de coraje y ahí estaremos para acompañar en cada proyecto”, afirmó.

En ese marco, el intendente de General Alvarado, agregó que “desde hoy este distrito tendrá un puntito en el mapa argentino en lo que es energía renovables y en lo que tiene que ver con las energías eólicas”.

Por su parte, el secretario de Producción y Empleo del partido de General Alvarado, Federico Meaca, dijo que “se está inyectando energía limpia para toda la Argentina”, a través del parque eólico que cuenta con 29 turbinas y cuyos ejes de hélice están a 90 metros de altura.

Los 100 Mw de energía eléctrica que genera el parque representan un 60% más de energía de lo que consume el distrito de General Alvarado.

“Lo que genera el parque eólico se inyecta al interconectado nacional, en la línea de 132 Mw, y esa potencia puede ser consumida en cualquier parte del país”, indicó Meaca.

“Desde hoy estamos apostando al medio ambiente, a las energías renovables, y sabiendo que tenemos el potencial, los vientos suficientes para que haya más proyectos de esta magnitud”, enfatizó.

La obra fue adjudicada en el programa de Energías Renovables (RenovAR) y la empresa china Goldwin, con una inversión que superó los 75 millones de dólares, fue la encargada de construir el parque emplazado en la estancia La Rosa Blanca, a la vera del kilómetro 46 de la ruta provincial 88.