Finalizó la primera semana del juicio oral contra los ocho rugbiers acusados del crimen de Fernando Báez Sosa

Te puede interesar...

En una jornada más corta que las anteriores el Tribunal de Dolores confirmó que continuará el próximo lunes 9 de enero.

Según informó Fabián Améndola, abogado parte del equipo de Fernando Burlando, la semana que viene pasarán a declarar frente a los jueces los encargados de la parte pericial, autopsia y peritos de Hugo Tomei.

“Con todas las pruebas que tenemos nos aseguramos que vamos por el mismo camino de imputación”, sostuvo Améndola quién también señaló que todos los imputados deberían recibir la misma pena porque el testimonio de los testigos de esta semana fueron más que elocuentes.

El 2 de enero comenzó en los Tribunales de Dolores el juicio contra los ocho rugbiers imputados por el asesinato de Fernando Báez Sosa, que tenía 18 años cuando fue atacado a golpes a la salida de un boliche en Villa Gesell, y murió. Las principales revelaciones del cuarto día de audiencias, tanto sobre lo ocurrido dentro de Le Brique como sobre cómo siguió en la calle.

Testigos

Andrea Ranno, recepcionista del hotel “Inti Huasi” que vio pasar a los acusados al huir tras el ataque a Fernando, declaró este viernes que los jóvenes “venían riéndose, festejando contentos”. Ranno fue quien indicó a la Policía la casa en la que estaban los jóvenes.

La mujer refirió haber escuchado frases como “le rompí toda la jeta” y “le llené la jeta de sangre”. Además, Ranno señaló que delante del grupo iba un joven “desaforado”. “Estaba sacado, fuera de sí”, agregó. Más tarde, en el video en el que se ve al personal de Le Brique retirar a los acusados, Ranno señaló a Máximo Thomsen como ese joven.

Un policía identificó quién incriminó a Ventura

Mariano Rolando Vivas, un policía bonaerense que se desempeña en la localidad de Villa Gesell y que participó del operativo de arresto de los rugbiers, dijo que fue Máximo Thomsen quien involucró al remero Pablo Ventura en el crimen de Fernando Báez Sosa.

Según relató, lo hizo al decir que era suya una zapatilla manchada con sangre secuestrada en la casa donde veraneaba el grupo. De este modo, el efectivo se convirtió en el primer testigo en identificar a quién involucró falsamente al remero Ventura, quien pasó unos días injustamente detenido hasta que fue sobreseído en la causa por el homicidio.

El último en declarar este viernes fue Hugo Vázquez, otro jefe policial, que manifestó que en reiteradas oportunidades se les pidió a los detenidos que se dejen de reír porque era algo serio. A su vez volvió a confirmar que Máximo Thomsen fue quién culpó a Pablo Ventura: “Cuando se preguntó de quién era la zapatilla con sangre el joven dijo ‘de Pablo’ se le preguntó quien era y respondió ‘Pablo Ventura'”.

“Los primeros días fueron los más duros. Todo duele porque estamos viendo como mataron a nuestro hijo, pero estamos más cerca de que se haga justicia”, expresaron los papás a la salida del Tribunal.

“No comprendo que veían la ropa llena de sangre de Fer y se reían. No tuvieron piedad. Gracias a todos los que vinieron a declarar, me dieron un poco de alivio”, finalizaron.

 

Más articulos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Argentina Covid-19
9,963,697
Total de casos confirmados
Updated on 6 January, 2023 4:44 pm

Ultimos artículos